Top de autores

Miércoles 20 de noviembre 2019   BUSQUEDA
   
   
Marfil Rivera Alejandro, Patena Tello Heidi, Estrada Bellmann Ingrid.
Uso de quinidina para el tratamiento de calambres musculares
Med Univer 2003; 5(18)  : 12-14.

Resumen
 

Antecedentes: los calambres musculares son un problema clínico común. Generalmente son benignos aunque molestos. Ocasionalmente pueden llegar a constituir un serio problema. Existen diversos tratamientos publicados pero se acepta que la quinina es efectiva. No disponemos de quinina, así que se elaboró la hipótesis de que, debido a su semejanza química y a su actividad sobre el sistema cardiaco la quinidina pudiera ser efectiva.

Objetivo: informar el efecto de la quinidina sobre los calambres musculares en una serie de pacientes con diversos problemas neurológicos.

Material y métodos: se estudiaron pacientes con calambres musculares en diversos sitios del cuerpo y que aparecieron adicionalmente a otros problemas neurológicos. Se les indicó sulfato de quinidina a dosis de 100 ó 200 mg/día. Se midió la respuesta de acuerdo a la percepción de los pacientes en porcentaje de reducción, así como el intervalo para que ocurriera el efecto, su duración y la aparición de efectos indeseables atribuibles al medicamento.

Resultados: se estudiaron nueve pacientes: cinco mujeres y cuatro hombres con edad promedio de 56 años (55 y 56 respectivamente ). Los diagnósticos de base fueron: dos con secuelas de infarto cerebral isquémico, una esclerosis lateral amiotrófica (ELA), uno con isquemia cerebral transitoria, uno con enfermedad de Parkinson, un síndrome de dolor regional complejo tipo II, una con ansiedad, una con una miopatía de origen desconocido y unos calambres idiopáticos. El tiempo de evolución promedio con los calambres fue de 9 meses; ninguno tenía trastorno cardíaco detectado; el sitio de afectación fueron los miembros inferiores en 7, uno en los superiores y uno en ambos; la dosis utilizada fue de 200 mg/día (una toma nocturna) en cinco y de 100 mg/día en cuatro. Ocho reportaron efecto benéfico, de 100% en siete y de 50% en el paciente con ELA; una paciente con enfermedad de Parkinson manifestó no haber tenido ningún efecto benéfico. El intervalo promedio para el efecto fue de 48 horas y se mantuvo mientras duró el tratamiento. Ninguno reportó efectos indeseables atribuibles al medicamento.

Discusión: existen muchas áreas de ignorancia acerca de los calambres musculares. La fisiopatología no se conoce con exactitud. Su tratamiento habitualmente se hace con quinina y otros medicamentos que estabilizan las membranas, como la difenilhidantoína o la carbamacepina, con resultados variables. Hasta donde hemos podido investigar, la quinidina no se ha reportado como agente terapéutico para este problema. Nuestra serie de casos sugiere que puede ser una alternativa efectiva con escasos efectos indeseables atribuibles al medicamento.


Palabras clave: Calambres, quinidina, trastornos neurológicos.
Este artículo ha sido visitado 15557 veces.
   
Enero-Marzo
Números anteriores

 

Urge tu vital apoyo

Indice

Lo más leído