Top de autores

Jueves 14 de noviembre 2019   BUSQUEDA
   
   
Nolasco Herrera Hilda.
Cemento de óxido de zinc-eugenol
Odont Moder 2012; 9(99)  : 12-13

Fragmento
 

Es un cemento dental considerado como protector pulpodentinario, con el que se aísla la pulpa dental y dentina de las agresiones que podrían sufrir si se dejaran expuestas después de la preparación de una cavidad. Estos materiales se clasifican de manera arbitraria como de alta y baja resistencia. Entre los de baja resistencia se encuentra el óxido de zinc-eugenol simple (ZOE) mientras que entre los de alta resistencia está el óxido de zinc-eugenol mejorado (IRM). A este cemento se lo utiliza en operatoria dental como sellador de conductos y restauraciones temporales. Es de fraguado lento, y éste puede acelerarse con la humedad. No debe usarse en obturaciones debajo de resinas compuestas ya que las tiñe y reblandece. Debe siempre utilizarse el que es químicamente puro, libre de arsénico. No se puede utilizar si después de mezclarlo adquiere un color café.

Su fraguado ocurre por la quelación entre los dos componentes: eugenol y zinc, para formar eugenolato de zinc, a través de una reacción lenta que se acelera con el agua. Proporciona un adecuado tiempo de trabajo y tiene poco aumento de viscosidad. La temperatura de la boca acelera la reacción de fraguado. Posee gran solubilidad porque tiene poca cohesión, ya que el eugenol es un aceite disgregante que se libera al exterior y le otorga acción sedante sobre la pulpa dental. Una vez colocado, como base, actúa como excelente barrera térmica. Por ser soluble va perdiendo volumen, pudiendo durar entre una semana y tres meses, dependiendo de la preparación y del sitio donde esté colocado.

Para mejorar sus propiedades, se agrega un elemento que aumenta las uniones y baja la solubilidad. Se trata del polímero EBA que incrementa su resistencia hasta en 10 veces. Hay dos proporciones dependiendo del porcentaje de EBA:

80% cemento + 20% resina
70% cemento + 30% resina

Al agregársele más resina, se disminuye el efecto sedante que otorga la liberación del eugenol, ya que disminuye la solubilidad.

Tiene un fuerte olor y sabor, provoca comezón e irritación por lo que en niños se recomienda usar la segunda proporción.

Tarda aproximadamente entre 20 y 40 minutos para fraguar en boca, lo que puede acelerarse agregando una gota de agua durante la mezcla o manipulando la consistencia.

Se vende como pastas o como polvo y líquido. También existen algunos que no contienen eugenol, el cual se reemplaza por un ácido orgánico suave para aquellos pacientes que son alérgicos al eugenol.


Palabras clave:
Este artículo ha sido visitado 71100 veces.
   
Octubre
Números anteriores

 

Urge tu vital apoyo

Indice

Lo más leído