Top de autores

Miércoles 15 de julio 2020   BUSQUEDA
   
   
Gamarra Durana Alfonso.
El creyente y su prédica musical
Rev Inst Med Su 2009; LXXV(134)  : .

Fragmento
 

Otra obra conocida fue su Réquiem alemán Op.45 que no es propiamente uno así, en el sentido litúrgico; no tiene relación con la Misa de difuntos, ni siquiera posee una intención sacra. Los expertos anotan que no es un simple Réquiem, sino que está concebido al modo de un Réquiem al gusto alemán. Es una cantata fúnebre manifestando un concepto de concierto más que una función religiosa. Representa un canto a la muerte y a la resurrección dedicado a la memoria de su madre y a la de Schumann.

El 1 de diciembre de 1867 se programó en Viena un concierto en memoria de Schubert, ocasión en que se ofrecieron los tres primeros movimientos del Réquiem alemán. No tuvieron una correcta presentación técnica por lo que el anticipo de estreno no tuvo éxito. La obra se estrenó completa y definitivamente el día 10 de abril de 1868, día de Viernes Santo, en la catedral de San Pedro, de Bremen, con un éxito completo. Se repuso otro Viernes Santo de 1871, también en la catedral de Bremen, como homenaje fúnebre a los caídos en la guerra franco-prusiana.


Palabras clave: .
Este artículo ha sido visitado 2052 veces.
   
Julio-Diciembre
Números anteriores

 

Urge tu vital apoyo

Indice

Lo más leído