Top de autores

Domingo 08 de diciembre 2019   BUSQUEDA
   
   
Álvarez Hernández Everardo.
Síndrome de Churg-Strauss
Prescripción Médica 2010; 33(388)  : 9

Fragmento
 

Esta entidad es una vasculitis necrotizante sistémica, también conocida como angeítis y granulomatosis alérgica, la cual se asocia con asma o historia de alergias en 98 a 100% de los casos. Se caracteriza por formación de granulomas extravasculares y eosinofilia, tanto tisular como periférica, y afección pulmonar. En el consenso de Chapel Hill se clasifica como una vasculitis de vasos pequeños (tabla). Es una patología poco frecuente que puede presentarse en hombres y mujeres con una edad promedio de 50 años, aunque hay reportes aislados en niños de hasta cuatro años. En México se desconoce su prevalencia. En el Núcleo de Acopio y Análisis de Información en Salud (NAAIS), del 2000 al 2006 se reportaron diez casos del síndrome de Churg-Strauss (M301) como causa de egreso hospitalario (si se toma en cuenta que los egresos hospitalarios por todas las causas son mayores a 1,500,000 pacientes al año, se puede considerar como una enfermedad infrecuente).

Es un problema cuya etiología es desconocida y suele afectar principalmente arterias, capilares, venas y vénulas, con reacciones granulomatosas en las paredes de los vasos (angeítis) y en los tejidos (granulomas extravasculares) e infiltrados eosinofílicos. La infiltración de eosinófilos puede ocurrir en cualquier órgano, en orden de frecuencia daña a pulmones, piel, corazón, sistema nervioso periférico, aparato digestivo y riñones. Al parecer el eosinófilo juega un rol central en la fisiopatogenia de este síndrome ya que puede tener funciones de fagocitosis y estallido oxidativo semejantes a las del neutrófilo; y además es capaz de producir daño tisular ya que los gránulos del eosinófilo liberan proteínas como son: peroxidasas, lisofosfolipasas, neurotoxina derivada del eosinófilo, proteína básica mayor y proteína catiónica, además de citocinas.

En el cuadro clínico se reconocen tres fases: 1) prodrómica, el paciente cursa con asma o rinitis alérgica y dura meses o años; 2) de infiltración tisular/eosinofilia, donde por lo general la cuenta de eosinófilos en sangre periférica supera los 1,000/mL. Sobre todo hay infiltración tisular de eosinófilos en pulmones y tubo digestivo, pero puede ocurrir en otros tejidos; y3) de vasculitis, ésta es sistémica y afecta corazón, pulmones, piel y nervios periféricos, la afectación de estos últimos ocurre con mayor frecuencia que en otras vasculitis (50 a 80%). Además cursan con manifestaciones inespecíficas del proceso inflamatorio como fiebre, malestar general y pérdida de peso.


Palabras clave:
Este artículo ha sido visitado 1329 veces.
   
Marzo
Números anteriores

 

Urge tu vital apoyo

Indice

Lo más leído