Completo

Hombre de 56 años de edad, cuadro clínico de cuatro años de evolución caracterizado por fístulas anales de repetición, úlceras aftosas en cavidad bucal, dolor abdominal tipo cólico, artralgias y lumbalgia. Fue sometido en dos ocasiones a fistulectomía, sin cicatrización de la herida quirúrgica dejando como secuela una úlcera anal. Dos años después se agrega síndrome disenteriforme, pérdida de peso e incrementó del dolor abdominal, sometiénedose a apendicectomía y encontrando ileitis terminal. Se realiza colonoscopia detectándose en todo el colon grandes ulceraciones longitudinales, profundas, serpentiginosas, con pseudopólipos, separadas por mucosa intermedia sana (Figura 1). El tránsito intestinal presentó irregularidades y estenosis en íleon terminal (Figura 2). . El colon por enema mostró alteraciones en el patrón mucoso, estenosis y aspecto de empedrado en el sigmoides así como irregularidades del ciego (Figura 3). Las biopsias reportaron infiltrado inflamatorio linfocitario por debajo de la submucosa (Figura 4), no se observaron granulomas en las biopsias. Por el cuadro clínico, hallazgos endoscópicos, radiológicos y anatomopatológicos se hace el diagnóstico de enfermedad de Crohn (Figura 5).

Palabras clave: .

2003-03-18   |   1,429 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 63 Núm.1. Enero-Marzo 1998 Pags. 51 Rev Gastroenterol Mex 1998; 63(1)