Obesidad y Enfermedad Renal: Consecuencias ocultas de la epidemia.

Autores: Kovesdy Csaba , Furth Susan , Zoccali Carmine

Completo

La obesidad se ha convertido en una epidemia mundial, y su prevalencia se estima crezca en un 40% en la próxima década. Esta creciente prevalencia tiene implicaciones para el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y también para la Enfermedad Renal Crónica. Un alto índice de masa corporal es uno de los factores de riesgo más fuertes para la enfermedad renal crónica de aparición reciente. En los individuos afectados por la obesidad, una hiperfiltración compensatoria se produce para satisfacer las demandas metabólicas aumentadas del aumento del peso corporal. El aumento de la presión intraglomerular puede dañar los riñones y aumentar el riesgo de desarrollar Enfermedad Renal Crónica a largo plazo. La incidencia de la glomerulopatía relacionada con la obesidad ha aumentado diez veces en los últimos años. La obesidad también ha demostrado ser un factor de riesgo para la nefrolitiasis, y para una serie de neoplasias malignas, incluyendo el cáncer de riñón. Este año, el Día Mundial del Riñón promueve la educación sobre las consecuencias nocivas de la obesidad y su asociación con la enfermedad renal, abogando por un estilo de vida saludable y por políticas en salud que hagan que los comportamientos preventivos sean una opción viable.

Palabras clave: cáncer renal enfermedad renal crónica nefrolitiasis obesidad prevención

2017-02-21   |   663 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 8 Núm.2. Noviembre-Enero 2017 Pags. 39-45 Rev Med MD 2017; 8(2)