Antibióticos macrólidos

Autor: Reyes Velázquez Joel Omar

Fragmento

Los macrólidos son antibióticos naturales, semisintéticos y sintéticos que ocupan un lugar destacado en el tratamiento de infecciones causadas por bacterias intracelulares. Integran este grupo: eritromicina, claritromicina, azitromicina, espiramicina y roxitromicina. Son una compleja y amplia familia de anti-bióticos derivados de las especies Streptomyces, descubiertos a me-diados del siglo pasado, a partir del suelo de las Filipinas. En 1952, a partir de Streptomyces erythreus se obtuvo eritromicina, que es el anti-biótico tipo del grupo. A partir de otras especies de Streptomyces se obtuvieron otros macrólidos. Los nuevos macrólidos: roxitromicina, claritromicina y azitromicina son derivados semisintéticos de la eritromicina, con modificaciones estructurales que mejoran la penetración tisular y amplían el espectro de actividad. La eritromicina es el primer representante de los antibióticos del grupo de los macrólidos. Su descubrimiento fue anunciado por Mc Guirre y colaboradores, en 1952, los cuales mostraron sus propiedades físicas, químicas y su actividad antibacteriana. Cuando se extrae con reactivos adecuados del filtado, el antibiótico se obtiene en forma cristalina como un compuesto básico de color blanco o amarillo suave, soluble en agua hasta 2 mg por ml, aunque es muy soluble en alcohol y otros solventes orgánicos como acetona, cloroformo, acetronilo y acetato de etilo.

Palabras clave:

2018-04-06   |   37,015 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 13 Núm.164. Febrero 2018 Pags. 1-2 Odont Moder 2018; 13(164)