Puesta al día en patologías del pericardio, evaluación del derrame pericárdico y tamponade cardiaco, conceptos, cuadro clínico, etiología, diagnóstico y tratamiento

Autores: Pascual Reyes Jesús, Marín Rangel Claudia Denisse, Rodríguez Robert, Lugo Guadarrama Roberto, Sandoval Rodríguez Eufracino, Cruz Silva Ricardo, Delgado Leal Luis, et al

Resumen

El saco pericárdico tiene dos capas, una capa visceral y otra parietal fibrosa, entre ambas existe un espacio virtual que contiene líquido pericárdico, en promedio de 30-50 ml, cualquier proceso patológico que cause inflamación aumenta la posibilidad de que se produzca un aumento de la producción de líquido pericárdico; otro mecanismo de acumulación de líquido pericárdico es la disminución de la reabsorción por un aumento de la presión venosa sistémica. Hablamos de derrame pericárdico cundo existe un aumento de los niveles normales del líquido pericárdico, es un hallazgo común en la práctica clínica diaria, donde el primer desafío es intentar establecer un diagnóstico etiológico. El taponamiento cardiaco es una compresión del corazón que pone en peligro la vida, debida a una acumulación pericárdica de líquido, pus, coágulos o gas, representa un continuo desde un derrame que produce mínimos efectos hemodinámicos hasta un colapso circulatorio. Cuando se detecta un derrame pericárdico, el primer paso es evaluar el tamaño, el compromiso hemodinámico y las posibles enfermedades asociadas. La ecocardiografía es la herramienta de diagnóstico más útil para identi?car el derrame pericárdico, calcular su tamaño, ubicación y grado de impacto hemodinámico. El tratamiento incluye el drenaje del líquido pericárdico mediante pericardiocentesis usando una guía fluoroscópica o ecocardiográfica. Como alternativa, el drenaje puede realizarse quirúrgicamente. Los beneficios de la pericardiocentesis incluyen el alivio del compromiso hemodinámico, alivio de los síntomas como la disnea, así como para determinar la causa del derrame. Otra estrategia terapéutica en el manejo del derrame pericárdico, es la ventana pericárdica. Si la pericardiocentesis no es factible, la creación de una ventana pericárdica se debe considerar ya sea mediante toracotomía o mediante toracoscopia.

Palabras clave: Derrame pericárdico taponamiento cardíaco.

2019-03-01   |   222 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 11 Núm.1. Enero-Abril 2019 Pags. 32-40. Arch Med Urgen Méx 2019; 11(1)