Resumen

Introducción: el dolor resultante de una fractura es de difícil control y requiere intervención analgésica así como la inmovilización de la extremidad. No existe en la literatura actual un estudio que compare la intensidad del dolor percibido por el paciente con los diferentes tipos de fracturas, tampoco que especifique qué tipo de manejo inicial se debe realizar para los pacientes con fracturas en extremidades según el tipo de fractura o su clasificación.
Objetivo: determinar la efectividad del manejo analgésico inicial realizado a los pacientes con diagnóstico de fracturas en extremidades, y determinar si existe relación entre el dolor percibido por el paciente, el tipo de fractura y la respuesta analgésica.
Materiales y métodos: estudio observacional, descriptivo y prospectivo para analizar a los pacientes con diagnóstico de fracturas en extremidades atendidos en el Hospital Universitario del Caribe entre los meses de mayo y junio del 2014, se excluyeron pacientes con más de 24 horas de evolución de la fractura, utilización previa a la atención de analgésicos o sustancias psicoactivas, alteración del estado de conciencia, antecedentes de patología neuromuscular o tratamiento analgésico crónico, se utilizó la clasificación AO-ASIF de las fracturas para determinar la localización y tipo de fractura, también se usó la escala verbal del dolor para valorar su intensidad al ingreso y una hora después de postanalgesia. La efectividad de la analgesia fue determinada tomando como efectiva una reducción en 50% o más del dolor al ingreso. 
Resultados: en el período de estudio se identificaron 88 pacientes, de los cuales 21 fueron excluidos por los criterios, en total se analizaron 67 pacientes. Se encontraron diferencias estadísticamente significativas en la percepción del dolor según la evaluación con la escala verbal del dolor en todos los grupos de observación, con medianas de dolor más altas al ingreso y disminución luego de una hora de aplicación del manejo analgésico inicial; sin embargo, solo en el 54.7% de los pacientes se consideró efectiva la intervención. No se encontró diferencia estadísticamente significativa entre el dolor percibido al ingreso al comparar localización y segmento óseo fracturado, pero si hubo diferencia al comparar la intensidad del dolor según la complejidad del trazo de fractura, siendo mayor el grado de dolor en los trazos de alta complejidad.

Conclusiones: los analgésicos utilizados para el manejo del dolor en la muestra de pacientes estudiados disminuyeron significativamente el dolor, sin embargo, no lograron una adecuada “efectividad” en el manejo inicial del dolor en los diferentes grupos de fracturas de extremidades. Rev.cienc. biomed.2015;6(2)290-297

Palabras clave: Manejo del dolor Analgésico Fracturas óseas.

2021-04-08   |   55 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 6 Núm.2. Julio-Diciembre 2015 Pags. 290-297 Rev.cienc.biomed. 2015; 6(2)