Los efectos ambientales de la pandemia

Autor: García Espiñeira María Cecilia

Resumen

Al tiempo que terminaban las baterías de fuegos artificiales y se alzaban copas para festejar el nuevo año 2020, se izaba silenciosa y terrible una amenaza sobre el mundo. La Covid-19, enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2 apareció como una entidad zoonótica en Wuhan, China; se extendió por Asia, Europa y América; recorrió África y Oceanía y el 11 de marzo se declaró lo impensable: estábamos ante una pandemia (1).
Se tomaron medidas extraordinarias para evitar la propagación de la nueva enfermedad Covid-19: higiene frecuente de manos, uso de antisépticos, distanciamiento social, detención del transporte público, confinamiento, trabajo remoto, toques de queda, cierre de ciudades y de fronteras. El personal de salud fue empujado al límite y obligado a llevar pesados y asfixiantes equipos de protección personal con mascarillas, guantes y ropas desechables. Se logró el objetivo de apagar el fuego en China, Corea y Singapur y se desató el voraz incendio en Estados Unidos, México y Brasil. La ciencia alzó su voz, se desarrollaron vacunas velozmente por grupos de investigadores en actividad frenética, mientras enfermaban más personas y perecían muchos.
El año 2021 inició de manera tímida, sin grandes celebraciones, compartiendo solamente con los más íntimos y con la esperanza de la vacunación masiva. A medida que avanza la lucha contra la enfermedad, las medidas de contingencia, entre ellas la cuarentena, han desplazado el trabajo presencial a remoto en muchos casos y los hogares se han convertido en áreas de trabajo y de recreación, ocasionando que los residuos orgánicos e inorgánicos además de la carga de elementos sanitarios desechables se acumulen por toneladas.
En la carrera por mantener la salud pública, se ha dejado a un lado la preocupación por el impacto de los residuos en la naturaleza. El manejo de los residuos y el reciclaje se han disminuido en los países, debido al temor al contagio del virus mientras que se producen más basuras (2). Aproximadamente 280 millones de toneladas de materiales plásticos se producen en el mundo anualmente y en su mayoría terminan en vertederos o en los océanos. Los científicos han estimado que en los océanos del mundo prevalecen un mínimo de 5,25 billones de partículas de plástico con un peso de casi 269.000 toneladas (3).

Palabras clave: Editorial

2021-06-15   |   49 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 10 Núm.2. Abril-Junio 2021 Pags. 89-90 Rev.cienc.biomed. 2021; 10(2)