Completo

Introducción: La retinopatía del prematuro (ROP) es la detención del desarrollo neuronal y vascular normal de la retina en el niño prematuro, con mecanismos compensatorios, en última instancia patológicos, los cuales resultan en una aberrante vascularización de la retina, que impide el desarrollo visual parcial o totalmente, siendo la inmadurez su principal factor de riesgo. (1) Se clasifica en 5 estadios y se localiza por extensiones horarias y zonas, todo ello junto con las características de los vasos del polo posterior nos indicará la gravedad de la retinopatía y la necesidad de tratamiento.(2) La mayoría de los países clasificados como de ingresos medios son áreas de América Latina, Europa del Este, Sudeste de Asia, y el Caribe. De los 50,000 niños ciegos por reti- nopatía a nivel mundial, 24,000 están en Latinoamérica.(3) En países desarrollados como España y EUA se presentó una prevalencia menor del 3.7 % en el año 2005 (4,5,6) En México las cifras de prevalencia de ROP en recién nacidos <32 SDG tiene una amplia variación de acuerdo con las diferentes institucionales y va de 10.6-45.8% (Orozco-Gómez 2006, Ramírez-Ortiz 2008, Vázquez Y, 2012).(7,8) La Unidad de cuidados neonatales externos del Hospital Civil de Guadalajara estimó 16% en cualquier grado (2015), con ROP EI en 10% de los RN estudiados;(9) el Hospital de la Amistad Corea-México, pionero de la atención de la reti- nopatía del prematuro (Mérida, Yucatán), en 2017 reportó una frecuencia de 41.8 % (21.6 % ROP no grave y 20.22 % ROP grave);(10) el Hospital de Pediatría CMN Siglo XXI IMSS en el 2018 un 47.8 %, del cual el 21.1 % fue grave,(11) y Hospital Infantil del estado de Sonora (2015) refiere prevalencia del 58.1 %.(12) En el estado de Veracruz se han realizado tres estudios, los cuales describen prevalencias que oscilan entre 14 y 46.6%, esta última reportada en 2015. (13, 14, 15) Desde el 2014, México cuenta con el lineamiento técnico para la detección y tratamiento de la retinopatía del prematu- ro, el cual indica valoración de retina a todo paciente prematuro nacido en semana ≤34 y/o con peso al nacer ≤1,750 gr y a prematuros de mayor peso y/o edad gestacional a criterio del médico tratante, debido a su evolución clínica. (16) La prevalencia de ceguera en la población infantil varía acorde al desarrollo socioeconómico y la tasa de mortalidad de cada país. Se considera que este aumento se ha visto influenciado por el mayor acceso y disponibilidad a cuidados neonatales. (3) En nuestro país, se considera a la ROP como la primera causa de ceguera en niños menores de 6 años. Se estima que cada día se presentaran 12 nuevos casos de ceguera en recién nacidos, por lo que se considera un problema de salud pública y de importancia preponderante, por tal motivo consideramos necesario conocer la prevalencia de ROP en nuestra institución.(1)

Material y Métodos: Se realizó un estudio descriptivo, observacional y retros- pectivo en el que se revisaron los expedientes clínicos de pacientes prematuros nacidos en el Hospital Regional ISSSTE Veracruz, ingresados al servicio de neonatología en el periodo comprendido del 01 de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2019. Para integrar a los pacientes acorde a su edad gestacional se utilizó el método de Capurro reportado en el expediente médico y para los prematuros con edad gestacional menor a 30 semanas el puntaje obtenido acorde al método de Ballard. Los criterios de tamizaje son basados en la NOM-034- SSA2-2013, para la prevención y control de defectos de los defectos al nacimiento:

Criterios de inclusión
•    Prematuros nacidos en Hospital de Alta Especialidad ISSSTE Veracruz.
•    Peso de ≤1750 al nacimiento o edad gestacional de ≤34 semanas.
•    Pacientes clasificados prematuros con uso de oxigeno- terapia.
•    Prematuros menores de 36 SDG con curso clínico inestable.
•    Pacientes que cuenten con valoración por oftalmología, diagnosticados con retinopatía del prematuro.


Criterios de exclusión
•    Estancia en cuneros menor a 07 días
•    Muerte del paciente antes de la valoración oftalmológica


Análisis estadístico: Se utilizó el programa estadístico IBM SPSS Statistics 22 para el análisis descriptivo y porcentual. Para reportar las variables sociodemográficas y hospitalarias se utilizaron medidas de tendencia central y de dispersión (media, mediana, moda y desviación estándar). Aspectos éticos: La presente publicación cumple con la normatividad vigente en investigación bioética. Los autores declaran que no fue necesario la obtención de consentimiento informado. Conflicto de intereses: Ninguno de los autores tiene conflicto de intereses. Fuentes de financiamiento: Se realizó con recursos propios de las Instituciones participantes.

Resultados: Durante el periodo de estudio comprendido del 01 de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2019, en el Hospital Regional ISSSTE Veracruz ingresaron al servicio de neonatología 624 recién nacidos; 217 fueron prematuros; de ellos, 45 contaron con factores de riesgo para ROP, por lo que se les solicitó valoración por oftalmología; donde se diagnosticaron 20 casos con distintos grados de retinopatía, con una prevalencia del 9.22 %, en la que los estadios II y III fueron los más frecuentes. (Gráfico 1) Las semanas de gestación presentaron un promedio de 29.89 ± 2.11. La vía de nacimiento más frecuente fue la cesárea, con el total de los casos. En relación con el sexo, se presentó una mayor predominancia de ROP en los hom- bres con 60% de los casos. (Gráfico 2) Referente al peso al nacer, se reportó una media de 1387 ± 341.39, en la que “muy bajo peso al nacer” fue el grado más prevalente. El principal motivo de ingreso a hospitalización de los recién nacidos fue la dificultad respiratoria, la cual se presentó como única causa en 45 % de los casos, mientras que en conjunto con edad gestacional o el riesgo de sepsis, se reportó en el 20% de los casos, respectivamente. Dos de cada 5 recién nacidos diagnosticados con algún grado de ROP recibieron manejo con anti-factor de crecimiento vascular endotelial, fotocoagulación con láser o ambos; el resto fue manejado con manejo conservador o fue referido al 3er nivel de atención. (Tabla 1) Además de estimar la prevalencia de retinopatía del prematuro, se decidió valorar la relación que existe entre el peso al nacer y el estadio de retinopatía, encontrándose mayor número de casos entre los 1,000 y 1,499 gramos, donde el grado más prevalente fue el EII, seguido del EIII. (Tabla 2) Con respecto al grupo de pacientes por semanas de gestación al nacer y ROP, la mayor frecuencia de casos se presentó en las 30-31 SDG, en las que predominaron los estadios I y II. (Tabla 3)

Discusión: La retinopatía del prematuro se ha convertido en la principal causa de ceguera infantil prevenible en todo el mundo, por lo cual se han desarrollado un gran número de estudios con la finalidad de conocer su prevalencia, así como los factores influyentes al desarrollo y, de presentarse esta, las complicaciones de esta. (2,5) Es importante capacitar tanto a pediatras, para saber identificar a los pacientes con factores de riesgo a los que sería necesario solicitar valoración oftalmológica, como a los oftalmólogos, que se encuentren capacitados para realizar una valoración adecuada y referencia oportuna para recibir tratamiento, en caso de requerirlo. Aun cuando el Hospital Regional ISSSTE Veracruz es de segundo nivel y de referencia para los estados de Veracruz, Oaxaca y Tabasco, la prevalencia encontrada en este nosocomio es menor a la reportada en otros estudios realizados en nuestro país;(0-15) no obstante, es similar a la descrita en estudios americanos. (3,4) Cabe mencionar que a pesar de no contar con la misma cantidad de pacientes que los institutos de salud antes mencionados, los cuales son centros de concentración de patología del prematuro, el que 1 de cada 10 recién nacidos prematuros presente cualquier grado de ROP, es indicador importante para estudiar los principales factores de riesgo que influyen en su desarrollo, así como estandarizar protocolos que disminuyan y prevengan el aumento de esta enfermedad. Entre los motivos de ingreso al servicio de neonatología, la dificultad respiratoria se presento en la mayoría de los casos, ya fuera sola o en conjunto con otras comorbilidades, lo que conlleva al recién nacido a la exposición de oxígeno, factor de riesgo muy reportado en varios trabajos respecto al grado de severidad de retinopatía del prematuro, la cual es directamente proporcional al número de días con oxigenoterapia.(1, 2, 6) Las principales barreras para establecer tratamiento efectivo son la falta de recursos económicos y humanos, conocimiento de la enfermedad, así como la tecnología y el equipo adecuado.(7,11) En el instituto estudiado, el tratamiento a recibir fue seleccionado por los retinólogos del Hospital, y en el caso de los pacientes con estadios avanzados en los que no se les podía ofrecer alguna alternativa por la falta de infraestructura, fueron enviados al Centro Médico Nacional 20 de Noviembre. La prematurez y el peso bajo al nacer, a pesar de ser los factores mas significativos, no son los únicos que determinan el riesgo de desarrollar ROP, sino por otros factores ya conocidos, entre los que destacan el uso de oxigenoterapia, las comorbilidades, los manejos recibidos y el curso clínico inestable, lo que dificulta el análisis entre las instituciones de salud y más entre los países con diferentes niveles de desarrollo. (5, 6, 7) La OMS refiere que en países desarrollados, la ROP afecta a los recién nacidos menores de 1000 gr de peso al nacer y con muy baja edad gestacional, mientras que en los países en vías de desarrollo, afecta a prematuros menores de 1500 gr de peso al nacer, esto último es similar a lo reportado en este estudio, donde más de la mitad de los casos se presentaron en el intervalo 1000-1499 gr, pero contrasta con respecto a los estadios de ROP, donde en nuestra muestra prevalecieron los estadios II y II, similar a lo reportado en población anglosajona,(17) mientras que en los estudios realizados en México, ROP leve (que comprende los EI y EII) fue la más frecuente. (0, 11,12= Cabe mencionar, que se observó una relación inversamente proporcional entre el peso al nacer y el grado de ROP. Respecto a la relación entre las semanas de gestación al nacer y el grado de retinopatía, se presentaron más casos en los recién nacidos de 30 SDG o más; esto difiere de lo reportado en la bibliografía mundial, donde se reportan estadios más graves en los pacientes con edad gestacional menor a las 30 SDG. (2,3,17).

Conclusiones: La prevalencia de la retinopatía del prematuro en el Hospital Regional de Alta Especialidad ISSSTE Veracruz fue del 9.22%, menor a la reportada en varios hospitales de México; los estadios II y III de ROP fueron las más frecuentes con 30% en los casos valorados, cada uno. El intervalo de semanas de gestación al nacer del cual se reporta mayor número de casos en nuestro estudio es 30- 31 SDG; esto es totalmente distinto a la mayoría de lo reportado, donde se presentan más casos en los prematuros menores de 29 SDG, con estadio avanzados de retinopatía del prematuro. La mayor prevalencia de ROP encontrada a partir del peso al nacer fue en el grupo de 1000-1499 gr con 63.16%, frecuencia similar a la descrita en la estadística mundial y nacional. Con la finalidad de disminuir la prevalencia de retinopatía del prematuro y obtener mejores resultados en estudios posteriores, proponemos:

1.    Canalizar a toda paciente embarazada a consulta de control prenatal, principalmente a los embarazos de alto riesgo, con la finalidad de reducir la frecuencia de partos prematuros.
2.    Integrar un grupo multidisciplinario integrado por pediatras y oftalmólogos que evalúen a todo paciente prema- turo con factores de riesgo para ROP y que se cuente con una base de datos que incluya a todo paciente valorado a pesar de no presentar patología ocular.
3.    Realizar un estudio en conjunto con las otras instituciones de salud en la ciudad de Veracruz con el propósito de conocer la prevalencia en esta población.

Palabras clave: Retinopatía del prematuro recién nacido pretérmino peso al nacer prevalencia

2021-08-21   |   24 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 15 Núm.2. Julio-Diciembre 2020 Pags. 46-51 Rev Invest Cien Sal 2020; 15(2)