Completo

Introducción
Una colección microbiana se define como el conjunto de cepas viables, puras, ordenadas y clasificadas, mantenidas con los métodos más adecuados de conservación y preser- vación, su función principal es la conservación de cultivos microbianos para que se mantengan inalterables genéticamente y sin cambios morfológicos o fisiológicos (1). La selección de un método para conservar las cepas depende de los objetivos para los que se pretende mantener viable, así como también la inversión, el equipo y las instalaciones existentes, además debe garantizar la supervivencia de al menos el 70 % de las células por un período considerable de tiempo, de forma tal que la población sobreviviente sea igual a la original como sea posible en cuanto a características genotípicas y fenotípicas de la cepa. De igual manera reducir al mínimo el riesgo de contaminación y conservar la pureza del cultivo (2). Los métodos de conservación a corto plazo en agar inclinado con aceite mineral y con transferencias periódicas involucra el mantenimiento de cultivos hasta un año; este es el método utilizado tradicionalmente para la preservación de los microorganismos, consiste en cubrir el cultivo previamente desarrollado sobre medio nutritivo sólido con el aceite mineral no tóxico y estéril (parafina o vaselina), también se puede usar petrolato líquido. La conservación por métodos a mediano plazo incluyen: la conservación por suspensión en agua destilada estéril y papel filtro; son métodos con altos porcentajes de viabilidad bacteriana y de hongos filamentosos en períodos a veces superiores a cinco años, son métodos simples, económicos y seguros, capaces de garantizar la supervivencia de los cultivos evitando su contaminación (3).

Objetivo
Crear una colección microbiana de la Facultad de Bioanálisis, Región Veracruz, para el desarrollo de Docencia e Investigación dentro de la misma y de otras Instituciones interesadas en la ciencia y biotecnología que así lo requieran.

Material y Métodos
Desde el inicio de la creación de ésta colección microbiana, se recuperaron 139 cepas que incluyen bacterias, hongos y levaduras de aislados clínicos hospitalarios y diferentes colecciones microbianas Nacionales e Internacionales. Las cepas fueron recibidas y registradas con un número de ingreso, fueron refrigeradas entre 2° y 8° C y posteriormente propagadas en caldo BHI (Infusión Cerebro Corazón), se sembraron en medios selectivos y diferenciales e incubando de 18 – 24 hrs. a 37°C. Las cepas fueron sometidas a diferentes pruebas de identificación con examen en fresco, tinción de Gram, análisis de la morfología colonial y pruebas bioquímicas (4). La conservación en aceite mineral consistió en realizar una propagación en caldo BHI de las cepas puras identificadas y una vez desarrolladas fueron inoculadas sobre el medio sólido Agar Tripticasa soya e incubadas a 37°C de 18 – 24 hrs., transcurrido el tiempo, se adicionó el aceite mineral al tubo con medio inclinado y fueron mantenidas en refrigeración de 2° a 8°C debidamente etiquetada para su posterior identificación. La conservación en papel filtro consistió en resuspender las cepas debidamente verificadas en leche descremada al 1% y con ésta suspensión fueron impregnadas porciones circulares de 6 mm de papel filtro estéril y colocados en frascos color ámbar previamente esterilizados para finalmente colocarlos en un desecador para su almacenamiento. El papel filtro ofrece una matriz inherte que permite al microorganismo su estabilidad metabólica y genética. Para la conservación de levaduras y hongos, se sembraron las cepas puras en tubos con agar inclinado Dextrosa Sabouraud y se incubaron durante 48 hrs. (levaduras) y 72 hrs. (hongos filamentosos) a 35°C. Después del tiempo transcurrido al tubo inclinado que presentó desarrollo se le adicionó agua estéril realizando movimientos suaves para permitir el desprendimiento de las esporas para posteriormente llevarlas a tubos de polipropileno estériles, se etiquetaron y conservaron en refrigeración de 2° a 8°C. 

Resultados
En la tabla 1 se muestra el total de cepas recuperadas y la clasificación de acuerdo a su respuesta a la tinción de Gram En la figura 1 se muestra el número de cepas conservadas por métodos a corto y mediano plazo.

Conclusiones
El total de cepas recuperadas fue de 139 de las cuales 39 de ellas fueron Bacterias Gram Positivas correspondiendo a un 28%, 85 fueron Gram Negativas con un 61%, 4 levaduras correspondieron al 3% y finalmente 11 hongos filamentosos con un 8%. Los métodos de conservación empleados para la colección microbiana corresponden a aceite mineral, papel filtro, arena de mar y agua destilada.

Palabras clave: Colección microbiana métodos de conservación.

2021-09-03   |   702 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 15 Núm.1. Enero-Junio 2020 Pags. 93-95 Rev Invest Cien Sal 2020; 15(1)