Divertículo ileal: reporte de caso

Autores: Meixueiro Daza Arturo, García Carvajal Mario José de Jesús

Completo

Introducción
La diverticulosis del intestino delgado es un hallazgo poco común, se ha reconocido como causa de sintomatología inespecífica del tracto gastrointestinal, sin embargo, es capaz de ocasionar complicaciones potencialmente serias. Ocurre frecuentemente en individuos de la tercera edad  (1). Se ha reportado una incidencia entre 0.2 a 4.5% en autopsias, puede aparecer a cualquier edad, pero es más prevalente en adultos mayores de 50 años. Los divertículos del intestino delgado contienen únicamente capas de mucosa y submucosa, las cuales se hernian a través de la capa muscular y son clasificadas como pseudodivertículos.  Estos se generan durante periodos de incremento de presión intraluminal o discinesia intestinal, produciendo áreas localizadas de alta presión en el intestino delgado. (2,3) La diverticulosis puede ser primaria (adquirida o con miopatía visceral subyacente) o secundaria a condiciones como enfermedad de Crohn, tuberculosis, etc. Se hace la diferencia con el divertículo de Meckel, el cual es un divertículo congénito. Los divertículos yeyuno-ileales surgen típicamente en el borde mesentérico del intestino delgado, generalmente en los sitios de entrada de la vasa recta. El 80% de divertículos se originan en yeyuno, 15% en íleon y 5% en ambos, esto se debe a un mayor diámetro de los vasos penetrantes en la porción proximal del intestino delgado. (4)  Los divertículos yeyunales varían en tamaño, usualmente de 1 a 4 cm, pero pueden llegar a medir hasta 9 cm. Los divertículos ileales generalmente son de menor tamaño, midiendo de 2 a 15 mm. (2,5) 

Caso Clínico
Se trata de femenina de 84 años de edad, portadora de hipertensión arterial sistémica de larga evolución en tratamiento con losartan, antecedente quirúrgico de colecistectomía abierta e histerectomía total abdominal. Acude a nuestro centro por rectorragia de un mes de evolución acompañado de síncope en una ocasión, astenia y adinamia. Se realizó colonoscopía estándar en la que observamos enfermedad diverticular en todos los segmentos del colon (fig.1), en íleon se identificó una lesión sacular de aproximadamente 5 mm sin hemorragia. (fig.2) 

Discusión
Nuestra paciente era portadora de enfermedad diverticular generalizada, lo cual es un hallazgo esperado para su edad, en el estudio endoscópico no hubo hallazgos inflamatorios o de hemorragia reciente lo cual nos puede orientar a que fue un proceso autolimitado procedente más probablemente de divertículos colónicos. El tamaño del divertículo ileal de la paciente se encuentra dentro del rango de los divertículos ileales reportados en la literatura. (2) La diverticulosis yeyuno-ileal frecuentemente se presenta con sintomatología inespecífica, lo cual podríamos intuir que puede ocurrir en nuestra paciente. Se estima que el 10% de los pacientes presentan complicaciones como hemorragia o inflamación, de la cual la diverticulitis es la complicación reportada más frecuentemente., esta se puede explicar por la presencia de estasis del contenido intestinal dentro del divertículo, la mayoría de los casos son leves. (2,6) El manejo de las complicaciones en la diverticulosis yeyuno-ileal son similares a la diverticulosis colónica o de cualquier parte del tracto gastrointestinal, en la diverticulitis se recomienda tratamiento antimicrobiano, cuando se presenta hemorragia diverticular o complicaciones más avanzadas el manejo quirúrgico es indispensable, sin embargo, la resección del intestino delgado debe ser limitada, ya que los divertículos pueden recurrir y ante resecciones grandes de intestino delgado existe el riesgo de producirse síndrome de intestino corto. En caso de dolor crónico o síntomas malabsortivos se recomienda usar agentes antiespasmódicos y antidiarreicos principalmente. Si existen síntomas de sobrecrecimiento bacteriano el paciente se puede beneficiar con cursos de tratamiento antimicrobiano. (2,7)

Conclusiones
La diverticulosis yeyuno-ileal es un hallazgo poco frecuente, el cual puede ser asintomático o presentarse con síntomas inespecíficos y/o dolor crónico. Complicaciones como obstrucción intestinal, hemorragia diverticular y perforación necesitan intervención quirúrgica, sin embargo, la mayoría de los casos un manejo conservador es suficiente.

Palabras clave: Diverticulo ileo

2022-01-12   |   89 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 16 Núm.2. Julio-Diciembre 2021 Pags. 69-71 Rev Invest Cien Sal 2021; 16(2)