Estudio comparativo del uso del piercing oral en facultades de la Universidad Veracruzana, Región Veracruz

Autores: Tiburcio Morteo L., Capetillo Hernández G.R., Torres Capetillo E.G, Hernández Bello A., Yescas Antonio D., Leo Acosta R.E

Completo

 INTRODUCCION: El término "piercing" proviene del verbo inglés “to pierce” significa perforar. Su uso forma parte de un procedimiento de decoración del cuerpo con ornamentos que se sujetan penetrando la piel, las mucosas u otros tejidos corporales. Los motivos que persiguen este tipo de prácticas mutilantes son diversos: moda, rebeldía, diferenciación, razones sexuales, recuerdo de eventos, disfrute de sensaciones e influencias étnicas otribales.' El piercing oral y perioral ha existido a lo largo de muchas culturas como un rito de paso, frecuentemente como componente religioso, tribal, sexual, o como norma de casta. Hoy en día, es más como una expresión de "independencia personal" o fashion. ** Los especialistas calculan que al menos una de cada cinco personas que se perforan la boca, sufrirá algún problema sanitario, dado que en la boca se encuentra un sin número de bacterias.” En un estudio realizado en el 2006 por Leichter JW y Monteith BD, encontraron que la recesión gingival se registró en los dientes opuestos a un "labret" en el 68,13%. Por el contrario, sólo el 22,2% de los individuos sin piercing no demostraron recesión.” El riesgo de presentar una infección por usar piercing es mínimo. Sin embargo, en Brasil Pires y cols. Encontraron un 36.7% con infección en el sitio del piercing.” Cerca de un 20% de estos aditamentos instalados desarrollan una infección local. Los gérmenes causantes más frecuentes son los estafilococos aureus, los estreptococos del grupo A y las pseudomonas. *” Kretchmer et al., describen que la perforación lingual puede provocar acúmulos de placa dentobacteriana y así como calculo supra y subgingival en dientes antero inferiores debido a que el piercing contacta continuamente con los dientes.” OBJETIVO: Determinar la prevalencia del uso del piercing oral en estudiantes de las Facultades de Administración y Psicología de la Universidad Veracruzana, región Veracruz. MATERIALES Y MÉTODOS: Esta investigación es de tipo descriptiva, transversal, y comparativa. Se efectuó una encuesta, acerca del empleo y conocimientos sobre los piercings bucales. La investigación se realizó en las facultades de Psicología y Administración de la Universidad Veracruzana, región Veracruz, con una muestra total de 300 estudiantes. Fue de manera anonima y voluntaria con el fin de facilitar la libertad y la maxima fiabilidad a los datos obtenidos. En dicha encuesta se pidio informacion sobre la edad, el sexo, el semestre del estudiante, si llevan o han llevado algún tipo de piercing oral, la zona de la cavidad bucal en que llevan o llevaron el accesorio, el tiempo de portar el piercing oral, el motivo del porque decidieron tener un piercing oral, y datos sobre los conocimientos que tengan acerca de las complicaciones. RESULTADOS: El 8.66% del total de los estudiantes encuestados porta o ha portado algún tipo de piercing oral, predominando con un 61.52% los estudiantes de la facultad de Psicología; y con menos frecuencia 38.48% los alumnos de la facultad de administración, de entre los 18 y 21 años de edad. El 23.07% del total de los encuestados ha sufrido complicaciones, principalmente recesión gingival y acumulo de placa. Es más común encontrar piercing oral en el sexo femenino con un 65.38%, mientras que el sexo masculino solo un 34.62%; la mayoría de los encuestados fueron influenciados por el gusto, la moda, estética y placer por el dolor. El borde del labio, la punta de la lengua, el dorso de la lengua y frenillos son las zonas preferidas para la colocación del piercing oral. DISCUSIÓN: En una encuesta realizada en el año 2001 en la universidad de Pace en Pleasentville (Nueva York) revelaba que un 51% de los estudiantes llevaba algún tipo de piercing, y un 17% del total había tenido complicaciones médicas, al contrario de los resultados obtenidos en esta investigación, se encontró que solo el 8.66% (n=26) de los encuestados lleva algún tipo de piercing, y el 23.07% (n=6) han padecido alguna complicación dental. * CONCLUSIÓN: En esta investigación se encontró que la frecuencia del uso del piercing oral es baja. Es más común que el sexo femenino presente perforaciones bucales. Las principales lesiones encontradas fueron recesión gingival y acumulo de placa dentobacteriana. Aunque los alumnos encuestados no mostraron mayores complicaciones, se recomienda que las perforaciones bucales sean realizadas con medidas de higiene y bioseguridad.

Palabras clave: Piercing recesión gingival placa dentobacteriana

2022-01-19   |   58 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.2. Agosto-Agosto 2017 Pags. 52-55 Rev Invest Cien Sal 2017; 12(Supl. 2)