Resumen

Introducción: La percepción del riesgo propicia conductas que pueden reducir las enfermedades y mejorar las condiciones de salud individual y colectiva. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó medidas no farmacéuticas para atender la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2 COVID-19 como el uso generalizado de cubrebocas como parte del equipo de protección personal (PPE), aunado a la sana distancia, quedarse en casa, lavado frecuente de manos, lo cual reduce la probabilidad de transmisión. Objetivo: Investigar el uso de cubrebocas en peatones en cuatro lugares: Ciudad de México, Estado de México, Querétaro y Veracruz; del 5 de enero al 1 de marzo de 2021, correspondiente a tres periodos del semáforo epidemiológico. Metodología: Los peatones observados se categorizaron por género, uso de cubrebocas (correcto, incorrecto y no uso), y el uso de careta protectora. Resultados: Hubo un sesgo hacia el no uso de cubrebocas en el género masculino. El uso de cubrebocas fue de 74.86%, pero solo el 58.65% lo usó correctamente. El semáforo epidemiológico influyó en la percepción del riesgo, puesto que disminuyó el uso de cubrebocas conforme bajaba el color del semáforo. La percepción del riesgo es diferente entre el género femenino y masculino y varía con respecto al color del semáforo epidemiológico, así como entre estados. Conclusiones: Implementar una comunicación adecuada del nivel de riesgo y los beneficios del uso de cubrebocas, contribuiría a reducir la tasa de transmisión de la enfermedad COVID-19.

Palabras clave: COVID-19 percepción del riesgo estadística equipo de protección personal máscaras quirúrgicas SARS-CoV-2 efectos socioculturales sobre el riesgo.

2022-04-28   |   89 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 22 Núm.2. Julio-Diciembre 2021 Pags. 51-9 Rev Cienc Clín 2021; 22(2)