Resumen

Introducción: La pandemia por COVID-19 ha repercutido en el ámbito social, económico, psicológico y de la salud, por lo que se han identificado grupos de riesgo y de exposición. Los trabajadores de la salud se distinguen del resto de la población por el contacto constante con pacientes portadores del virus SARS-CoV-2.

Objetivo: Determinar la diferencia de incidencia de COVID-19 en trabajadores de la salud que permanece en actividad laboral y los que se resguardan en domicilio.

Material y métodos: Estudio de cohorte en trabajadores de la salud de marzo 2020 a enero 2021. Se integraron dos grupos: el grupo expuesto compuesto por trabajadores que permanecieron laborando en la unidad de salud (n = 4650) y el grupo no expuesto, que realizaron resguardo domiciliario (n = 337). Cuando se integraron los grupos ninguno tenía diagnóstico de COVID-19, se siguieron durante 11 meses y cuando se diagnosticó COVID-19 se realizó con prueba de PCR. El análisis estadístico incluyó tasa de incidencia, Intervalos de confianza, Chi cuadrada, riesgo relativo e intervalo de confianza para riesgo relativo.

Resultados: La incidencia de COVID-19 de trabajadores en resguardo domiciliario fue de 39.8% (IC95%: 34.6-45.0) y en trabajadores que permanecieron en la unidad médica de 16.0% (IC95%: 14.9-17.1). El riesgo relativo fue de 0.40 (IC95%: 0.34-0.47) para trabajadores que permanecieron laborando en la unidad de salud.

Conclusión: La incidencia de COVID-19 fue superior en trabajadores de la salud con resguardo domiciliario que en aquellos que continuaron con actividades normales en la unidad médica.

Palabras clave: Infecciones por coronavirus estudios de cohortes personal de salud.

2022-07-26   |   25 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 60 Núm.4. Julio-Agosto 2022 Pags. 453-159 Rev Med Inst Mex Seguro Soc 2022; 60(4)