Avances y tendencias en el tratamiento de niños con quemaduras

Autores: Barret Juan P, Herndon David N

Resumen

La supervivencia de niños con quemaduras ha mejorado en los últimos años. En 1952 una quemadura de 50% de la superficie corporal total tenía una mortalidad de 50%. Hoy en día, sobreviven la mitad de los pacientes afectados por quemaduras en porcentajes superiores a 90% de superficie. El inicio temprano de la resucitación es fundamental para prevenir muertes por choque hipovolémico. La heparina, la N-acetil cisteína y el albuterol, junto con la ventilación percusiva de alta frecuencia, han mejorado el pronóstico de la lesión por inhalación de humo. Por otra parte, el propranolol, la hormona de crecimiento y el factor de crecimiento tipo insulina pueden modular la respuesta hipermetabólica de la quemadura que, muchas veces, ocasiona pérdida de la composición corporal, inmunosupresión y retraso del crecimiento. Por último, el factor que más ha mejorado la supervivencia de estos pacientes es la escisión temprana o inmediata de la quemadura y la cobertura con auto/homoinjertos. Se están investigando nuevos sustitutos cutáneos que, junto con los queratinocitos autólogos cultivados, son la esperanza para curar quemaduras masivas.

Palabras clave: Quemaduras inhalación de humo escisión temprana ventilación percusiva hormona de crecimiento factor de crecimiento.

2003-03-31   |   3,420 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 20 Núm.1. Enero-Febrero 1999 Pags. 34-40. Acta Pediatr Méx 1999; 20(1)