Evolución de la resistencia de bacilos gram negativos en un hospital de tercer nivel en México: 2001-2020

Autores: Esparza Ahumada Sergio, Garza González Elvira, González Díaz Esteban, Pérez Gómez Hector R., Morfín Otero Rayo, Vázquez León Marisela, Pérez Santana Cristian, et al

Resumen

Se investigó la resistencia de bacterias gram negativas aisladas durante 2001-2020 en un hospital de tercer nivel en México. Se analizaron los resultados de resistencia antimicrobiana en aislamientos de Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Acinetobacter baumannii, Pseudomonas aeruginosa y Enterobacter spp. obtenidos de especímenes clínicos durante 20 años. Los aislamientos con susceptibilidad intermedia se agruparon con los resistentes y se asignaron como no susceptibles (ns). Todos los resultados se analizaron utilizando el software whonet 5.6. Los resultados se estratificaron en cuatro periodos de cinco años y se compararon. Se registró un total de 61 691 aislamientos únicos, de los cuales 28 518 fueron de E. coli, 9 629 de K. pneumoniae, 9 124 de A. baumannii, 10 031 de P. aeruginosa y 4 389 de Enterobacter spp. Hubo un aumento significativo en la resistencia de K. pneumoniae ns a la mayoría de los antibióticos. Por el contrario, se observó una disminución en la ns de P. aeruginosa y Enterobacter spp. a la mayoría de los antibióticos. Además, hubo un aumento en la ns de A. baumannii a cefepime y meropenem durante 2010-2020. Por último, la ns de E. coli aumentó constantemente para cefalosporinas de tercera generación y ciprofloxacino. La resistencia de bacilos gram negativos está aumentando para algunos antibióticos en un hospital de tercer nivel en México. Es crucial la necesidad de un monitoreo continuo de la resistencia a los antibióticos.

Palabras clave: eskape resistencia gram negativo Escherichia coli Klebsiella pneumoniae Enterobacter spp. Acinetobacter baumannii Pseudomonas aeruginosa.

2024-03-29   |   62 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 44 Núm.1. Enero-Marzo 2024 Pags. 21-28 Enf Inf Microbiol 2024; 44(1)