Carta al Editor

Fragmento

Sr. Editor: He leído con mucho interés el artículo “Síndrome de Kempe: pautas de diagnóstico para el médico general y familiar” que apareció en el volumen 40 de la Revista de la Facultad de Medicina. Es pertinente apoyar la intención de su presentación. Evidentemente el problema es universal, existe tanto en los países desarrollados como en el llamado tercer mundo y por ello, los niños mexicanos no están exentos de sufrirlo. Si bien es conocido como Síndrome del Niño Maltratado (SNM) abarca otras formas, que pueden ser observadas dentro o fuera del hogar. Como ejemplos de las formas muy conocidas y observadas en los hogares están el maltrato físico, el abuso sexual y la privación de afecto. Las formas poco conocidas se ejemplifican con los casos de Síndrome de Munchausen y el abuso fetal. Lo que puede ocurrir fuera del hogar se ejemplifica con el problema de “los niños de la calle y en la calle” y las formas poco conocidas abarcan el “ritualismo satánico” “el maltrato étnico” los niños de la guerra, los de la frontera norte de nuestro país, etc.

Palabras clave: .

2003-07-03   |   1,177 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 42 Núm.1. Enero-Febrero 1999 Pags. 41. Rev Fac Med UNAM 1999; 42(1)