Resumen

El melanoma acral lentiginoso es un subtipo poco frecuente entre los melanomas cutáneos, se presenta en alrededor del 2-8%. La etiología parece corresponder a los mismos agentes que los involucrados en los diferentes subtipos de melanoma. La edad promedio al momento del diagnóstico es de 60 años. Ocurre generalmente en palmas (dedo pulgar) y plantas del pie (talón), así como en la región subungueal. Su diagnóstico es tardío y las dimensiones de las lesiones alcanzan en promedio hasta los 3 cm de diámetro. El diagnóstico definitivo se lleva a cabo mediante la realización de biopsia incisional o excisional. El tratamiento de la lesión primaria depende de la profundidad del Breslow obtenido por la biopsia. En las lesiones in situ se deben efectuar excisiones con margen de 0.5 cm; en lesiones invasoras de 1 mm o menos, es suficiente un margen de 1 cm; en lesiones de entre 1 a 4 mm de profundidad requieren cuando menos un margen de excisión de 2 cm y en las mayores de 4 mm se recomienda 3 cm de margen. Todas las lesiones localizadas en los dedos, de manos o pies, se tratan mediante amputación, la cual dependerá del sitio y extensión de la lesión. En general, las amputaciones se realizan proximal a la unión distal del pulgar y a la unión interfalángica de los dedos de la mano; en los dedos del pie, se realiza amputación metatarsofalángica en todos los casos. En cuanto a las linfadenectomías, el lineamiento recomendado actualmente es que en toda lesión mayor a 1.5 mm de invasión deba efectuarse mapeo linfático en busca del ganglio centinela; de encontrarse positivo para metástasis, se realizará linfadenectomía regional. La supervivencia global de los pacientes con melanoma acral lentiginoso es similar a la descrita en los otros tipos de melanoma.

Palabras clave: Melanoma acral.

2003-10-30   |   8,766 visitas   |   6 valoraciones

Vol. 44 Núm.4. Octubre-Diciembre 1998 Pags. 210-215. Rev Inst Nal Cancerol Méx 1998; 44(4)