Resumen

El propósito de este reporte es dar a conocer el primer caso de síndrome de cimitarra que se diagnostica en nuestro hospital y cuyos síntomas en el periodo neonatal de taquipnea leve y cianosis discreta son motivo de atención para el médico pediatra, quien ante la sospecha de anomalía cardiovascular lo refiere en forma temprana al cardiólogo pediatra para el diagnóstico especifico de la anomalía. Aún cuando la radiografía de tórax es de gran ayuda para el diagnóstico de esta malformación, resaltamos la importancia de realizar estudios especiales (ecocardiograma, cateterismo cardiaco, angioresonancia magnética), que en conjunto aportan información valiosa para el diagnóstico de esta anomalía.

Palabras clave: Anomalía venosa pulmonar síndrome de cimitarra.

2004-07-19   |   2,297 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 21 Núm.1. Abril 2004 Pags. 50-55. Bol Clin Hosp Infant Edo Son 2004; 21(1)