Colangiocarcinoma en una perra Rottweiler.

Presentación de un caso clínico 

Autores: Rodríguez Alarcón Carlos A, Rivera Barreno Ramón, Alonso Mendoza Víctor, Juárez Martínez José Luis

Resumen

Los tumores primarios del hígado son raros en el perro, éstos constituyen menos de 1% del total los encontrados en esta especie. Los tumores primarios del hígado generalmente tienen un origen epitelial y pueden ser del epitelio hepático o del biliar, pudiendo ser benignos como malignos. En los de origen hepático como en los de origen biliar son más comunes las neoplasias malignas. Se han propuesto algunos agentes etiológicos de este tipo de neoplasias, pero en términos generales su origen es desconocido, y en contraste con los humanos no se les ha relacionado con enfermedades virales. Estos tumores presentan una signología vaga e inespecífica y solamente son asociados a una hepatomegalia en perros de 10 años o más que es la edad promedio a la que se presentan. Para su diagnóstico es necesario realizar las pruebas sanguíneas, radiografías, ultrasonido y para el diagnóstico definitivo se requiere toma de biopsia. Teniendo varias opciones como la punción con aguja delgada (PAD), biopsia guiada por ultrasonido, por laparoscopia o por celiotomía. De las técnicas anteriores, la laparoscopia ha crecido grandemente en la última década en Europa y Estados Unidos, y es considerada por algunos la mejor manera de obtenerla. No existe un tratamiento en la actualidad para los tumores primarios malignos del hígado y su pronóstico es reservado, con la muerte del paciente al poco tiempo posdiagnóstico. En el presente trabajo se presenta un caso de colangiocarcinoma en una perra Rottweiler cuya biopsia fue obtenida por laparoscopia.

Palabras clave: Colangiosarcoma tumores hepáticos laparoscopia diagnóstica.

2004-09-07   |   3,236 visitas   |   6 valoraciones

Vol. 15 Núm.4. Julio-Agosto 2004 Pags. 146-148 Revista AMMVEPE 2004; 15(4)