Emponzoñamiento escorpiónico:

Concentración de veneno en plasma y su efecto desencadenante de la respuesta inflamatoria sistémica 

Autores: Ghersy de Nieto María T, Ortega María A, Castellini Petra, Mota José, Moncada Sandra, Sevcik Carlos, D´Suze Gina

Resumen

Se estudió el efecto del veneno como desencadenante de mediadores de respuesta sistémica. Para ello se utilizó un test de ELISA desarrollado en el Instituto de Investigaciones Científicas que permitió discernir en la emergencia cuales pacientes recibieron veneno y racionalizar el uso del antiveneno en el momento de la admisión del paciente. El objetivo de este trabajo es correlacionar los grados de intensidad clínica con las concentraciones del veneno, cifras de amilasa, glicemia, y la interleuquina 1 (IL-1 α), interleuquina 6 (IL-6), factor de necrosis tumoral a (TNF α),óxido nítrico (NO).Se determinaron estos valores en 96 pacientes pediátricos que acudieron a la emergencia del Hospital Victorino Santaella de los Teques con emponzoñamiento escorpiónico por T.discrepans, entre mayo de 2001 y mayo de 2002 utilizando criterios de inclusión, clasificando el emponzoñamiento y la terapia específica de acuerdo a las pautas del Hospital Victorino Santaella de Los Teques. Obteniendo resultados expresados en medianas y sus intervalos de confianza al 95%, que reflejaron una correlación entre la concentración de veneno en plasma y la gravedad del escorpionismo. Las citoquinas estudiadas revelaron un estudio similar con predominio de la interleuquina 6 y el óxido nítrico. Nuestros resultados demuestran que el veneno del escorpión es capaz de producir un cuadro de respuesta inflamatoria sistémica, de allí la importancia de colocar la antivenina precozmente sin esperar el efecto desencadenante de los mediadores de la cascada inflamatoria cuyo proceso es difícil detener y sus consecuencias pueden incidir en un mayor deterioro del paciente.

Palabras clave: Escorpionismo tityus ELISA citoquinas óxido nítrico.

2004-09-24   |   2,570 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 65 Núm.4. Octubre-Noviembre 2002 Pags. 150-158 Arch Venez Pueri Pediatr 2002; 65(4)