Palabras de agradecimiento del Dr. Rodolfo Gómez Rodríguez en el homenaje que le brindó el Colegio Mexicano de Urología, A.C., durante la XXI Reunión Anual celebrada en Mérida, Yucatán, del 18 al 23 de marzo de 1997

Autor: Gómez Rodríguez Rodolfo

Fragmento

Hoy es un gran día en mi vida. Gracias a todos ustedes por habérmelo dado. Alguna vez dijo el poeta: “hay momentos en la vida de todo hombre en que éste vislumbra la eternidad”. Eso es lo que estoy viviendo en este instante. Pero en un sentido más amplio y verdadero de la palabra, ustedes me han otorgado el privilegio de tocar sus vidas y, a través de ello, la de sus familias y la de sus enfermos. ¡Que mayor honor puede existir en la vida de un ser humano!... los quiero mucho. Juntos hemos recorrido un buen trecho de nuestras vidas y compartido los éxitos y los fracasos en el aspecto profesional, así como las alegrías y las tristezas que el acontecer cotidiano nos ha deparado. Mi abuelo fue militar y, de esa manera, educó a su hijo, mi padre, quien a su vez me educó con la rigidez, la disciplina y la devoción al deber que eventualmente harían de mí el hombre y el médico al que ahora ustedes distinguen; en alguna forma, esa educación fue transmitida a mis hijos y a mis residentes, a quienes ahora tengo la satisfacción y el orgullo de poder ver, exitosos, triunfantes, buenos padres, buenos maestros y hombres de bien... Gracias papá.

Palabras clave:

2004-10-12   |   5,837 visitas   |   4 valoraciones

Vol. 14 Núm.2. Mayo-Agosto 1997 Pags. 69-72 Bol Coleg Mex Urol 1997; 14(2)