Resumen

Antecedentes: Éstas son cada vez más frecuentes y pueden ser tan severas que motiven prolongación de la hospitalización, costo elevado, pérdida de una extremidad y aun la muerte del paciente, con la demanda legal subsecuente. Objetivo: Revisar la incidencia y patrón de las lesiones vasculares por iatrogenia, estudiadas y tratadas por los autores durante 32 años en varias instituciones de la ciudad de México. Pacientes y Método: Estudio retrospectivo, con la revisión de los expedientes de 140 pacientes tratados en cinco instituciones de 1972 a 2004. Hubo 82 hombres y 58 mujeres, cuyas edades iban desde recién nacidos hasta 82 años, con una media de 25 años. Se registró información respecto a la intervención original, sitio anatómico de la lesión, tipo de complicación, resultado del tratamiento e incidencia de demanda legal. Resultados: De los 140 pacientes, 80 tuvieron lesión arterial, 33 venosa y 27 avería de la arteria y/o vena. Las lesiones se localizaron en el tórax de 11 pacientes, en el abdomen de 30, en la extremidad superior de 25, en la extremidad inferior de 69 y 19 tuvieron complicaciones en relación con tromboembolismo venoso. La lesión ocurrió como un accidente quirúrgico en 50 casos, durante un cateterismo cardiaco en 23, en una venodisección en 15, en arteriografía en seis y durante cirugía laparoscópica en cinco pacientes. Desde el punto de vista patológico, hubo 35 trombosis arteriales, siete fístulas arteriovenosas, cinco pseudoaneurismas y 33 lesiones misceláneas. En cinco infantes con trombosis arterial e isquemia poscateterismo, la reparación con microcirugía fue satisfactoria. 99 pacientes (70%) se recuperaron completamente, 27 (19%) tuvieron alguna amputación y 14 (10%) fallecieron y 18 pacientes (12%) presentaron demandas legales. Conclusión: Todo cirujano debe mantener en mente que los accidentes ocurren en cualquier momento y agravan la evolución del paciente. En esta revisión encontramos hemorragias, lesiones a la íntima, tromboembolismo, pseudoaneurismas y fístulas arteriovenosas. El diagnóstico temprano y la corrección de estas lesiones reducen la incidencia y severidad de las complicaciones. Las principales causas de lesiones vasculares severas fueron el acceso vascular, la cirugía de invasión mínima, procedimientos de ortopedia o cirugía general. El uso de procedimientos endovasculares de diagnóstico y tratamiento ha motivado un aumento en el número de lesiones por iatrogenia; también se observaron en casos de procedimientos frecuentes como la escleroterapia o la cirugía de várices. Debe tenerse un cuidado especial en niños porque los vasos son pequeños. Los expedientes médicos deben estar completos si existen eventos de esta naturaleza; deben hacerse revisiones entre los comités hospitalarios para analizar e informar al personal y prevenir la incidencia de casos de iatrogenia.

Palabras clave: Iatrogenia hemorragias escleroterapia lesiones arteriovenosas.

2005-05-21   |   7,697 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 33 Núm.2. Abril-Junio 2005 Pags. 42-49 Rev Mex Angiol 2005; 33(2)