Eficacia de Fabroven en el tratamiento de la enfermedad hemorroidal aguda

Autores: Granados Arriola Julio, Chávez Muñoz Claudia Itze, López Martínez Alondra, Rodríguez Valero Mónica, Yamamoto Furusho Jesús Kazuo

Resumen

Introducción: En este trabajo se analizan los resultados del tratamiento con extracto de Fabroven en 402 pacientes con enfermedad hemorroidal, grados I a III, contenidos en seis diferentes estudios de países europeos del Mediterráneo. Pacientes y métodos: Los pacientes recibieron de tres a doce cápsulas de Fabroven cada 24 horas, repartidas en tres tomas durante tres días y, en algunos casos, se administraron, posteriormente, cuatro cápsulas cada 24 horas, repartidas en dos tomas hasta la finalización del estudio a los siete días. Los síntomas estudiados fueron: síntomas dolorosos (malestar, sensación de pesadez, prurito, ardor, tenesmo), síntomas acompañantes (sangrado rectal, motilidad intestinal alterada, dolor abdominal), signos locales (prolapso, congestión, inflamación), evaluación general de la gravedad de los síntomas, así como eficacia clínica y seguridad. Para analizar los resultados se utilizó estadística descriptiva. Resultados: El análisis de resultados demostró disminución estadísticamente significativa entre los días cero y siete en todos los parámetros evaluados. La eficacia terapéutica se comprobó en 90% de los pacientes estudiados y sólo 5% reportó alguna reacción adversa. En la escala de evaluación del dolor se observó una disminución de cinco puntos en promedio (p<0.0001), mientras que en los síntomas funcionales fue de nueve puntos, en la sintomatología local fue de 3.5 y en los acompañantes, 1.5 (p<0.001). Conclusiones: El tratamiento con Fabroven disminuye de manera significativa el dolor, los síntomas funcionales y la inflamación en la crisis hemorroidal de pacientes con grados I a III.

Palabras clave: Enfermedad hemorroidal Fabroven rectorrafia ruscus aculeatus.

2005-05-21   |   37,537 visitas   |   9 valoraciones

Vol. 33 Núm.2. Abril-Junio 2005 Pags. 62-66 Rev Mex Angiol 2005; 33(2)