Vacuna Pentavalente

Autor: Santos José

Completo

Las vacunas combinadas consisten en la mezcla de dos o más antígenos en una preparación. La combinación puede ser hecha por el fabricante, en cuyo caso cada componente se elabora por separado y se mezcla con los demás antígenos antes de llenar los frascos o las jeringas, o por el personal de salud antes de administrar la vacuna, mezclando el contenido de frascos separados o reconstituyendo una vacuna con otra. Los antígenos de las vacunas combinadas pueden clasificarse en dos categorías: 1) varios tipos antigénicos de un solo agente patógeno, como la vacuna antineumocócica compuesta por 23 polisacáridos, y 2) antígenos de distintos agentes patógenos que causan enfermedades diferentes, como las vacunas DPT y SPR. La vacuna pentavalente, correspondiente a la segunda categoría, es el producto de la reconstitución externa de la vacuna liofilizada conta Haemophilus Influenzae tipo b (Hib) con una vacuna DPT y contra la hepatitis B en suspensión. La vacuna pentavalente confiere protección contra la difteria, el tétanos, la tos ferina y la hepatitis B, así como contra enfermedades invasivas causadas por el Hib. La vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (SPR) fue introducida en el programa nacional de vacunación de México en 1998, a fin de reemplazar la vacuna antisarampionosa (primaria y de refuerzo). Se amplió el plan de vacunación para la cohorte de niños nacidos en 1999 con la inclusión de las vacunas contra Haemophilus Influenzae tipo b (Hib) y la hepatitis B a los 2, 4 y 6 meses de edad. En una época de dificultades económicas, los siguientes factores dieron ímpetu a la voluntad política de introducir dos vacunas nuevas: 1. La disponibilidad de una vacuna combinada contra la difteria, el tétanos, la tos ferina, la hepatitis B y Haemophilus Influenzae tipo b (DTP-HB/Hib), y 2. La posibilidad de sumarse a otros países de las Américas en la compra de una gran cantidad de vacunas a costo reducido, por medio del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud para la Compra de Vacunas. Durante el primer trimestre, la cobertura de vacunación de los menos de un año con el plan completo llegó a 88%, y con DPT, a 87%. Ya se han administrado más de 800,000 dosis de vacuna pentavalente, la información preliminar de 32 programas estatales de vacunación y de un sistema de vigilancia pasiva de sucesos adversos asociados con la vacunación indica que la vacuna pentavalente tiene buena aceptación entre los padres y el personal de salud. Asimismo, la reactogenicidad de la vacuna combinada es similar a la observada con la DPT sola. La disponibilidad de la vacuna pentavalente ha facilitado la rápida incorporación de dos vacunas importantes en el programa de vacunación universal de México sin cambiar el plan de vacunación ni aumentar la cantidad de inyecciones. Se está realizando un estudio de campo a fin de evaluar el efecto de la introducción de la vacuna contra Hib en la carga de enfermedades invasivas causadas por este microorganismo. Con la incorporación de la vacuna SPR en 1998 y la pentavalente en 1999, México tiene uno de los programas de vacunación más completos de América Latina. Fuente: Dr. José Santos, Consejo Nacional de Vacunación y Programa de Salud Infantil. México

Palabras clave: vacunas combinadas Pentavalente

2006-08-25   |   49,296 visitas   |   6 valoraciones

Vol. 2 Núm.6. Julio-Septiembre 1999 Pags. 20 Arch Invest Pediátr Méx 1999; 2(6)