Comparación entre claritromicina, azitromicina y penicilina, en el manejo de la faringoamigdalitis aguda estreptocóccica en niños

Autores: Padilla Raygoza Nicolás, Moreno Pacheco Mario

Resumen

Objetivo: Evaluar la eficacia de claritromicina, azitromicina y propicilina en niños con faringoamigdalitis estreptocóccica aguda. Diseño: Estudio aleatorizado, prospectivo, longitudinal, ciego simple, comparativo. Material y métodos, Pacientes: Niños entre 1 y 17 años con faringoamigdalitis aguda, reclutados para el estudio, de consulta externa privada. Intervenciones y medida de resultados: La dosis de claritromicina fue de 15 mg/kg/día en dos tomas por 10 días, azitromicina 10 mg/kg en tres dosis diarias 3 días y propicilina 25,000 U/kg/día en 3 dosis diarias 10 días. Los pacientes fueron evaluados de acuerdo a la mejoría y eventos adversos. Cultivo de exudado faríngeo fueron realizados en la primera visita y 3 días después de concluido el tratamiento. Los datos obtenidos fueron analizados usando Epilnfo 2002 y se realizó la prueba de X2 en cuanto al tiempo de desaparición de los datos clínicos, eventos adversos y cura bacteriológica. Se diseñaron curvas de probabilidad para los datos clínicos. Resultados: Se reclutaron 273 pacientes con cultivo faríngeo positivo a Streptococo Beta Hemolítico del Grupo A: 91 recibieron claritromicina, 91 azitromicina y 91 propicilina. Los grupos fueron comparables en cuanto a sexo, edad, peso y talla (p>0.05). Las tablas de probabilidad de seguir con datos clínicos mostraron que el grupo de claritromicina tenían mejor evolución clínica. También la eficacia bacteriológica fue mejor para claritromicina que azitromicina (p<0.05) y que propicilina (p<0.05). Los eventos adversos reportados fueron dolor abdominal, diarrea, nausea y rash. Conclusiones: Claritromicina es una alternativa para el tratamiento de la faringoamigdalitis espreptocóccica.

Palabras clave: Faringoamigdalitis estreptococo beta hemolítico del grupo A claritromicina azitromicina propicilina.

2006-08-30   |   47,438 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 8 Núm.1. Enero-Abril 2005 Pags. 5-11 Arch Invest Pediátr Méx 2005; 8(1)