Resumen

El tejido adiposo se considera en la actualidad como un órgano con función endocrina, capaz de secretar diversas sustancias que están relacionadas directamente en la aparición de la obesidad. Es la principal reserva energética del organismo y su unidad funcional es el adiposito. Se distinguen dos tipos de tejido adiposo, el blanco y el pardo o marrón; el primero, es donde tiene lugar su función endocrina y se encuentra ampliamente distribuido en el cuerpo, dividido en dos compartimientos: subcutáneo y visceral. Entre el grupo de sustancias secretadas por el tejido adiposo se encuentran moléculas implicadas en la regulación del peso corporal: leptina y adiponectina; en el sistema inmune: factor de necrosis tumoral alfa, interleuquina 1 y 6; en la función vascular: angiotensina e inhibidor del activador del plasminógeno tipo 1; en el desarrollo de la resistencia a la insulina: resistina. El conocimiento de estas sustancias abre una nueva ventana para la explicación de la génesis de la obesidad y para la efectividad en la búsqueda del tratamiento futuro.

Palabras clave: Tejido adiposo órgano endocrino obesidad.

2006-10-12   |   21,824 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 4 Núm.1. Febrero 2006 Pags. 15-21 Rev Venez Endocrinol Metabol 2006; 4(1)