Una revisión de higiene bucal

Autor: Andonegui Arraoz Patxi

Fragmento

Se han desarrollado numerosas técnicas de cepillado fundadas en el movimiento impreso del cepillo: horizontal y vertical, rotatoria, vibratoria, circular, fisiológica y de barrido. Es probable que la aceptación de un método se deba a factores relacionados con el paciente, como la simplicidad, antes que a una prueba científica de su efectividad. Ninguno de ellos ha demostrado ser superior a los demás, aunque se ha podido comprobar que algunas técnicas producen mayor daño a mediano y largo plazo en las estructuras blandas y duras de la boca. Distintas investigaciones han demostrado que las mejorías en la higiene bucal no dependen del desarrollo de mejores técnicas, sino de un rendimiento adecuado de cualquiera de los métodos. En la actualidad, la técnica más popular entre los pacientes y los odontólogos es la de Bass, propuesta por éste en 1954. El cepillo se coloca 45º con respecto al eje mayor del diente y las cerdas se presionan de forma ligera en el margen gingival y en la zona interproximal. El cepillo se mueve de atrás hacia adelante con acción vibratoria por diez a 15 segundos (diez veces) en el mismo lugar para desorganizar la placa dentobacteriana (PDB). Para las caras vestibulares de los dientes y para las linguales de los premolares y los molares, el mango debe mantenerse paralelo y horizontal al arco dentario. Para las caras linguales de los incisivos y los caninos superiores e inferiores, el cepillo se sostiene vertical y las cerdas del extremo de la cabeza se insertan en el espacio crevicular. Para las caras oclusales se recomiendan movimientos de barrido cortos en el sentido anteroposterior. Esta técnica se recomienda en los pacientes con inflamación gingival y surcos periodontales profundos, por su capacidad de remover tanto la placa supragingival como la subgingival más superficial. Por otra parte, el método de cepillado horizontal fue introducido por Kimmelman en 1966. Las cerdas se colocan a 90º con respecto del eje mayor del diente y el cepillo se mueve de atrás hacia adelante, como en el barrido. Esta técnica está indicada en niños pequeños o con dificultades motrices importantes que no les permiten utilizar otra más compleja.

Palabras clave: Higiene bucal técnica de cepillado Bass Kimmelman.

2006-11-15   |   1,814 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 3 Núm.26. Septiembre 2006 Pags. 12-13 Odont Moder 2006; 3(26)