Resumen

La herniación espontánea o idiopática de la médula espinal, a través de un defecto dural, es una entidad clínica muy rara, aunque su frecuencia ha sido quizás infravalorada antes del advenimiento de los estudios de imagen modernos. Presentamos el caso de un varón de 49 años de edad con una mielopatía progresiva, consistente con un síndrome de Brown-Sèquard. En el estudio de RM y mielo-TC se pudo apreciar un desplazamiento llamativo de la médula, anterior y lateral, a nivel de D6-D7, con aumento del espacio subaracnoideo posterior, compatible con el diagnóstico de hernia medular. El enfermo fue intervenido a través de una laminectomía y la hernia medular fue recolocada en el espacio intradural, siendo el defecto dural reparado con una platia de duramadre liofilizada. El paciente mejoró de su defecto motor pero no del sensitivo. Debe considerarse el diagnóstico de hernia medular espontánea en enfermos de edad media con mielopatía progresiva, en los que no se aprecian causas de compresión medular, y que muestran los hallazgos típicos en los estudios de imagen. El tratamiento quirúrgico consigue la mejoría clínica en muchos casos o al menos la detención en la progresión de la enfermedad.

Palabras clave: Hernia medular espontánea mielopatía síndrome de Brown-Sèquard defecto dural resonancia magnética.

2007-04-04   |   1,508 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 15 Núm.5. Septiembre-Octubre 2004 Pags. 484-489 Neurocirugía 2004; 15(5)