La entrevista con los familiares del paciente neuroquirúrgico

Autor: Vega Basulto Sergio Diego

Resumen

Introducción: La información de diagnósticos, conductas terapéuticas e incapacidades es una tarea difícil para los neurocirujanos y muy importante para los familiares, si existen riesgos de muerte o invalidez. La entrevista es el mejor instrumento que tiene el neurocirujano para informar integralmente; pero muchos neurocirujanos jóvenes no están bien preparados para ofrecer información médica y la labor educativa para capacitarlos todavía es insuficiente. Objetivo: Proporcionar algunas experiencias generales, organizadas y prácticas sobre cómo desarrollar la entrevista con los familiares del paciente neuroquiúrgico. Desarrollo: La importancia de la entrevista demanda de: a) conocmiento de todos los datos del paciente, b) disponer de una conclusión diagnóstica-terapéutica, c) selección adecuada de los participantes en la entrevista y d) precisar el momento y lugar adecuado donde se va a realizar. Los familiares prefieren un especialista que mantenga una actitud de confianza y sinceridad, que exprese sus ideas con claridad y lentamente. Las explicaciones deben ser simples y directas. Pueden concertarse entrevistas repetidas y este método se puede aplicar también en los casos emergentes. Conclusión: La entrevista debe realizarse lo antes posible y en cuanto están disponibles los resultados de las investigaciones médicas. Debe evitarse el pesimismo y se dará apoyo, sin perder el contacto con la realidad. El sacrificio de la información detallada, por dar más importancia a la ciencia, origina muchas críticas a los centros neuroquirúrgicos y a los neurocirujanos en las dos o tres últimas décadas. No debemos conformarnos con la firma de un elemental e insuficiente consentimiento informado.

Palabras clave: Calidad educación médica entrevista familiar ética médica neurocirugía relación médico paciente.

2007-04-04   |   689 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 15 Núm.4. Julio-Agosto 2004 Pags. 391-399 Neurocirugía 2004; 15(4)