Desarrollo tecnológico en oftalmología durante el Siglo XX

Autor: Prada R Ramiro

Fragmento

Es la oftalmología tal vez una de las especialidades médicas que más se ha beneficiado del desarrollo tecnológico del siglo que acaba de concluir. Muchos son los instrumentos y equipos ideados y tecnificados, que brindan hoy en día al oftalmólogo la posibilidad de realizar diagnósticos precisos y avanzadas técnicas quirúrgicas. En 1911, Gullstrand desarrolló el prototipo de la lámpara de hendidura, en la cual se basan hoy en día los sofisticados modelos existentes en el mercado, siendo actualmente un instrumento indispensable e imprescindible para el diagnóstico oftalmológico (figura 1). El mismo Gullstrand, por su trabajo de acomodación del cristalino y la óptica aplicada a la lámpara de hendidura, recibió en 1911 el premio Nobel de Medicina; único oftalmólogo distinguido con ese honor. La cirugía de catarata, cirugía reina de la oftalmología, es sin duda alguna, una de las cirugías que más ha evolucionado en el presente siglo. La copa de succión utilizada por Stoewer (1902) para la extracción intracapsular del cristalino, dio paso en 1917 al erisifaco de Ignacio Barraquer, controlado por corriente eléctrica, y en 1933 y 1948 a los modelos de Dimitry y Bell, respectivamente, controlados por succión. Estos instrumentos fueron desplazados únicamente con la introducción de la técnica de crioextracción de Krwawiez en 1961. Tras el primer implante de un lente intraocular para sustituir el cristalino por Ridley en 1949, el implante de lentes intraoculares de cámara posterior por Ignacio Barraquer y la utilización de lentes intraoculares de soporte iridiano por Binkhorst en 1957, llegó tal vez el aporte más importante con la introducción de la técnica extracapsular y posteriormente la facoemulsificación, técnica que ha evolucionado notoriamente siendo practicada hoy en día por un mayor número de cirujanos en el mundo. La capsulotomía con YAG-laser preconizada por Aron Rosa y Fankhauser en 1961, favoreció inmensamente el pronóstico visual de los pacientes operados de catarata, al igual que lo hizo la comercialización de las primeras reglas biométricas en 1976, incrementando sensiblemente la precisión en el cálculo del poder de los lentes intraoculares.

Palabras clave: Oftalmología catarata retina lente intraocular.

2007-06-04   |   2,572 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 42 Núm.1. Enero-Marzo 2001 Pags. Univ Méd Bogotá Colombia 2001; 42(1)