Topografía confocal del nervio óptico en el diagnóstico y seguimiento del glaucoma

Autor: Saad Lilian Katrina

Fragmento

Introducción El glaucoma no es una enfermedad única sino un grupo de entidades que tienen ciertos hallazgos en común que incluyen aumento de la excavación fisiológica, atrofia de la cabeza del nervio óptico, alteración en los campos visuales y, que pueden o no cursar con presión ocular elevada. La medida de la presión intraocular (PIO), cada vez tiene un valor más limitado si se tiene en cuenta que un tercio de todos los pacientes hipertensos oculares nunca llegan a desarrollar glaucoma y la mitad de los pacientes con glaucoma cursan con presión intraocular normal. Desde hace aproximadamente una década se ha introducido el concepto de glaucoma de tensión normal o “glaucoma isquémico” como una neuropatía en donde el deterioro del nervio óptico y de los campos visuales no se diferencian de los encontrados en otras formas de glaucoma como el primario de ángulo abierto. La hipoxia en la papila como consecuencia de una mala perfusión parece ser la explicación más cercana para esta entidad. El tratamiento usualmente no se inicia en individuos con leve a moderada hipertensión, a menos que exista evidencia de daño glaucomatoso, debido a la pequeña proporción de pacientes que desarrollan alteraciones funcionales y a la morbilidad potencial y costo a largo plazo del tratamiento. En la actualidad el cuidado de los pacientes sospechosos o enfermos de glaucoma, requiere exhaustivos y secuenciales exámenes del nervio óptico y de los campos visuales. Las células ganglionares retinales son el primer lugar de daño por glaucoma y son sus axones los que van a formar el nervio óptico. Por esto todos los esfuerzos se han encaminado al estudio de la cabeza del nervio óptico y la capa de fibras nerviosas con el fin de diagnosticar tempranamente y monitorizar la progresión de la enfermedad. En los estados iniciales del daño por glaucoma es posible ver cambios progresivos del nervio óptico, usualmente en la forma de estrechamiento del anillo neural, incluso antes que las anormalidades campimétricas se presenten; concepto comprobado histológicamente. La detección temprana del daño glaucomatoso representa un punto crucial en el pronóstico y manejo de la enfermedad, por lo que los intentos para detectar cambios morfológicos antes que cambios funcionales han permitido desarrollar instrumentos especiales para este propósito.

Palabras clave: Topografia nervio optico glaucoma.

2007-06-04   |   3,031 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 42 Núm.1. Enero-Marzo 2001 Pags. Univ Méd Bogotá Colombia 2001; 42(1)