Resumen

Introducción: Se pretende evaluar la introducción de un sistema de neuronavegación de uso ampliamente extendido en el funcionamiento de un Servicio de Neurocirugía. Material y método: Se analizan las intervenciones realizadas desde la introducción de la neuronavegación en nuestro hospital, las ventajas de su uso y los problemas aparecidos. Resultados: Entre el 21/12/00 y el 31/12/01 se han realizado en nuestro centro 64 intervenciones craneales y 5 de raquis con la ayuda del sistema de neuronavegación BrainLAB. Suponen el 19.38% de las cirugías programadas: 45.7% de las craneales y 2.8% de las de raquis. La precisión de registro fue 1.6mm; el número medio de intentos para realizar el registro fue de 2.8 aunque en 3 casos éste no se pudo llevar a cabo; hubo desajustes durante el procedimiento en 9 cirugías, (dos de ellas tras alcanzar la lesión). Se emplearon: resonancia magnética (RM) en 54, tomografía computarizada (TC) en 5, fluoroscopia (Rx) en 1, TC y RM en 8, TC y Rx en 1. Desde que se dispuso del sistema localizador Z-touch y su software se han empleado exclusivamente, prescindiendo de los fiduciales externos. Discusión y conclusiones: En nuestra experiencia, la neuronavegación requiere tiempo extra, pero facilita la elección de la posición idónea para el abordaje, acelera la planificación de la incisión y craniotomía, y es útil para la apertura dural y corticectomía. A medida que el procedimiento avanza, nos parece menos fiable y necesario. El sistema con Z-touch independiza la toma de la imagen de la cirugía. Su empleo en la columna en nuestros pacientes es más escasa y con resultados más limitados hasta ahora. Encontramos a la neuronavegación útil, empleándola de manera rutinaria en los procedimientos craneales de cualquier tipo siempre que esto es posible.

Palabras clave: Neuronavegación cirugía guiada por imagen cirugía asistida por ordenador neuronavegación sin marco.

2007-06-21   |   1,291 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 14 Núm.5. Septiembre-Octubre 2003 Pags. 398-408 Neurocirugía 2003; 14(5)