Resumen

La psicología tradicional del mundo occidental es la continuidad del pensamiento filosófico racionalista, con sus orígenes en el mundo Griego. El Conductismo nace en América, como una oposición a las concepciones mentalistas para explicar la conducta y en contra de la introspección como método. En un principio, el conductismo “metodológico”, grandemente influido por el análisis lógico del lenguaje y el operacionalismo del “Círculo de Viena”, adoptaba una postura donde negaba como objeto de estudio científico cualquier pseudo-fenómeno que no tuviera un referente empírico, considerando las expresiones que contenían términos de esta naturaleza, como “metafísicas”. La posición de Skinner, siendo la mas influyente en el conductismo moderno, apunta a considerar a los “procesos mentales“ como comportamiento, igualmente objeto de análisis contingencial e influencia. A este enfoque se le conoce como conductismo “radical”. Skinner, incluso nos deja ver cómo las palabras que empleamos para referirnos a los estados de la mente o a los procesos cognitivos, en un principio servían para connotar algunos aspectos de la conducta o del contexto en que esta ocurría (Skinner, 1989). Solo después de un proceso lento, se convirtieron en el vocabulario de algo llamado “mente”. En la misma línea de pensamiento, Willard Day nos indica que el diferenciar los eventos “privados” de los “públicos”, en base a la posibilidad de que estos últimos son observables y los primeros no, no es sustentable si reconocemos que uno también puede observar lo que a uno le pasa (estar conciente) y que el propósito de la ciencia no es el de probar hipótesis, sino el seleccionar, fortalecer y confirmar nuestras creencias acerca del mundo.

Palabras clave: Meditación aceptación terapias cognitivo-conductuales conductismo.

2007-06-29   |   1,010 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 2 Núm.2. Mayo-Agosto 2006 Pags. 17-19 Notas 2006; 2(2)