Talidomida en niños con prurigo solar refractario

Autores: Cazarín Barrientos Jorge, Román Diana, Messina Robles Maud, Magaña Garcia Mario

Resumen

Introducción. El prurigo solar es una fotodermatosis idiopática, crónica, recurrente y en muchos casos incapacitante, frecuente en nuestra población, especialmente la infantil. El tratamiento habitualmente consiste en medidas generales contra el sol incluyendo utilizar ropa adecuada, filtros o pantallas solares, glucocorticoides tópicos y en algunos casos otras terapias como las cloroquinas y la talidomida en el adulto. Se analiza la eficacia y la seguridad de la talidomida en pacientes pediátricos con prurigo solar refractarios a múltiples terapias. Material y método. Se utilizó la talidomida a la dosis de 0.5 a 2.5 mg/kg/día en pacientes pediátricos con prurigo solar refractario, que asistieron a la consulta de Dermatología Pediátrica de marzo de 2000 a septiembre de 2001. La evaluación por el médico, el paciente y/o los familiares, se realizaron en la basal y cada seis semanas. Las pruebas de neuroconducción basales y a los seis meses se llevaron a cabo en tres pacientes. Resultados. La mejoría de las lesiones cutáneas fue obvia en las primeras cuatro semanas; sin embargo, no se observó beneficio en las lesiones de las mucosas conjuntivales y labiales. En dos pacientes fue necesaria dosis de mantenimiento para evitar las recaídas. Las pruebas de neuroconducción no detectaron evidencia de neuropatía. Conclusiones. La talidomida es de utilidad y eficacia para este subgrupo de pacientes pediátricos con prurigo solar refractario, con un perfil de seguridad y tolerabilidad muy aceptable.

Palabras clave: Prurigo solar infancia protectores solares talidomida.

2002-11-21   |   5,758 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 2 Núm.1. Enero-Junio 2002 Pags. 11-15. Actas Dermatol 2002; 2(1-2)