Trasplante renal de donador vivo relacionado en una paciente altamente sensibilizada vs CMH Clase I y Clase II.

Presentación de un caso resuelto con éxito 

Autores: Zaltzman Girsevich Samuel, Espinosa Rosales Francisco Javier, Béjar Yolanda, de Leo Cervantes Claudia, Manzano Jiménez Avelina, Calderón Mendieta Francisco

Resumen

Presentamos el caso de una adolescente de 17 años de edad con historia de trasplante renal de donador vivo relacionado (madre) que evolucionó con rechazo agudo y pérdida del injerto en la segunda semana después de la cirugía. A consecuencia de este evento desarrolló anticuerpos contra antígenos Clase I y Clase II de complejo mayor de histocompatibilidad (CMH) provenientes del donador (madre). Estuvo en hemodiálisis por dos años, hasta que se le trasplantó el riñón de su padre, el cual tenía varios antígenos similares a los del primer injerto, contra los que la paciente había desarrollado anticuerpos, situación que se hizo evidente al hacer determinación en “Perfil Reactivo de Anticuerpos” (específico). Para el trasplante se utilizó un esquema terapéutico con anticuerpos monoclonales ANTI CD20 que disminuyen la producción de anticuerpos preformados por la paciente; plasmaféresis que provoca la remoción y gammaglobulina IV que bloquea los sitios de acción de los anticuerpos. Además, anticuerpos monoclonales ANTI CD25 para disminuir la respuesta celular al trasplante y esteroides (micofenolato de mofetilo y tacrolimus). La evolución fue tórpida por complicaciones quirúrgicas (perforación de colon, dehiscencia de herida quirúrgica, hematuria, etc.) e infecciosas (CMV). Todas se resolvieron satisfactoriamente. La paciente fue dada de alta después de un año del trasplante para seguimiento; finalmente quedó con una función renal excelente. La presencia de anticuerpos preformados ha sido difícil de vencer y conlleva el fracaso en muchos casos de trasplante de órganos.

Palabras clave: Trasplante renal anticuerpos preformados plasmaféresis anticuerpos monoclonales gammaglobulina.

2008-05-22   |   2,622 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 29 Núm.2. Marzo-Abril 2008 Pags. 61-68 Acta Pediatr Méx 2008; 29(2)