Profesionalismo en la práctica médica

Autor: Ruiz Pérez Leobardo C

Fragmento

La práctica médica actual, en todas las culturas y sociedades, enfrenta retos sin precedentes, como las crecientes disparidades entre las legítimas necesidades de los pacientes y los recursos disponibles en el Sistema Nacional de Salud para cumplir con esas demandas. Todo ello ejerce una presión sobre el médico para que los intereses de su paciente no siempre sean la prioridad. Por ello es imprescindible rescatar el profesionalismo en el ejercicio de la medicina para reestablecer el equilibrio necesario entre los diferentes actores del proceso: pacientes, médicos, sociedad e instituciones de salud. La transformación del ejercicio médico, particularmente influido por las corporaciones de servicios de salud, públicas o privadas, imperantes en muchos países, amenaza al profesionalismo médico. La desprofesionalización de la medicina es un fenómeno social diseminado que pretende llevarla hacia la comercialización. La sociedad ha externado con mayor frecuencia una profunda preocupación por la conducta de los médicos que percibe como poco profesional. La comunidad médica debe oponerse a esta tendencia buscando fortalecer el profesionalismo sobre el que debe fundamentarse el ejercicio médico, planteando diversas estrategias, como reconocer la necesidad de que los conceptos y los valores relevantes deban incluirse explícitamente en el proceso educativo de las escuelas y facultades de medicina, en el posgrado y en el desarrollo profesional continuo. Los médicos debemos estar conscientes de que hemos establecido un “contrato” o compromiso implícito con la sociedad y con el paciente, que debe satisfacerse en un entorno que pone a prueba al profesional de la salud, colocándolo en una situación de conflicto, entre su conducta y los factores de la era moderna, lo que constituye retos éticos y sociales a enfrentar.

Palabras clave:

2008-10-24   |   1,652 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 9 Núm.5. Septiembre-Octubre 2008 Pags. 327-329 Rev Mex Neuroci 2008; 9(5)