Infarto renal y cerebeloso como complicación de displasia fibromuscular.

Reporte de un caso 

Autores: Setz U Cristian, Otipka B Norbert

Fragmento

INTRODUCCION La displasia fibromuscular es una enfermedad vascular no aterosclerótica y no inflamatoria poco común, que se presenta con mayor frecuencia en mujeres jóvenes de mediana edad. Consiste en cambios histológicos heterogéneos que conducen finalmente a un estrechamiento arterial. Las arterias más frecuentemente comprometidas son las arterias renales y carótida interna. El compromiso cerebrovascular extra-craneal es menos frecuente y el compromiso arterial múltiple es aún más raro; sin embargo, su afección ha sido descrita en casi todos los lechos vasculares. Fue por primera vez mencionada en 1938 y su presentación clínica puede variar desde la forma asintomática hasta una enfermedad multisistémica tipo vasculitis necrotizante dependiendo principalmente del territorio vascular afectado y el grado de estenosis. La manifestación clínica más frecuente es la hipertensión arterial secundaria producto de una estenosis de arteria renal. Sin embargo, la displasia fibromuscular es responsable de menos del 10% de los casos de hipertensión renovascular. La enfermedad se presenta típicamente con macro-aneurismas, estenosis y/o disección de las arterias comprometidas. Su clasificación se realiza mediante la anatomía patológica según cuál capa arterial predomine en su compromiso: intimal, medial o adventicial. La lesión displástica más común es la fibroplasia de la capa media, en la que desde el punto de vista imagenológico, exhibe una conformación de las arterias en “rosario”. No se conoce su causa y su historia natural es variable. Se estima que un 37% de los pacientes con displasia fibromuscular de arterias renales presenta progresión clínico-imagenológica definida por lesiones focales nuevas, aumento del grado de estenosis y/o crecimiento aneurismático. El diagnóstico se basa en la sospecha clínica y su principal diagnóstico diferencial corresponde a la enfermedad aterosclerótica. Los casos de compromiso renal deben sospecharse en hipertensos menores de 30 años, hipertensos refractarios o con alza significativa de la creatinina plasmática en relación al uso de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina I (IECA), antagonistas de los receptores de angiotensina II (ARA-II) o en presencia de soplo abdominal lateralizado.

Palabras clave:

2009-03-02   |   1,679 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 2 Núm.1. Diciembre 2008 Pags. 42-45 Rev ANACEM 2008; II(1)