Prostatitis, clasificación y tratamiento

Autor: Romero Salazar Eduardo

Fragmento

De los 30 años de edad en adelante, pueden generarse diversas alteraciones histológicas en la próstata, como atrofia focal, fibrosis periglandular y prostatitis. Esta última hace referencia a la inflamación de la glándula, causando dolor y molestias al orinar. Es importante tener presente que la prostatitis es un padecimiento que tiene gran impacto en la vida de los pacientes debido a que la mayoría de los mismos ya han recibido diversos tratamientos y su sintomatología persiste. A ello se suma que con frecuencia se les realiza una serie de estudios que no conducen a un diagnóstico preciso. Se estima que este problema afecta de 10% a 14% de los hombres de todas las edades y razas, aunque la incidencia mayor se ubica entre los 35 y 65 años de edad. Asimismo, se considera que de 35 a 50% sufrirá un episodio de prostatitis y quienes ya han sido diagnosticados con esta anomalía tienen un riesgo mayor de 20% de reincidir. Aproximadamente sólo de 5 a 10% de las prostatitis son de origen bacteriano y de 90 a 95% no. Por lo tanto, de la etiología conocida se ha sugerido la siguiente clasificación: Prostatitis bacteriana aguda Pese a presentarse con menor frecuencia, se detecta con mayor facilidad y su tratamiento es más sencillo. El paciente cursa con los siguientes síntomas: escalofríos, fiebre alta, dolor en la parte inferior de la espalda y el área genital, dolor al orinar o con sensación de quemazón y frecuente necesidad de orinar, usualmente por la noche. Prostatitis bacteriana crónica También es poco frecuente, pero se trata de un cuadro prolongado que se asocia con ciertos defectos de la glándula, los cuales la hacen susceptible a las infecciones. Asimismo, puede ser consecuencia de casos agudos que no se han manejado adecuadamente. El paciente suele cursar con dolor en la parte baja de la espalda, malestar en el periné, dolor en los testículos, y si la infección se extiende a la vejiga, aparece disuria y se presenta una necesidad muy urgente y frecuente de orinar. Cabe destacar que los microorganismos implicados en la prostatitis bacteriana son los mismos que ocasionan la infección del tracto urinario y, por lo tanto, en su gran mayoría son gérmenes gramnegativos, como E. Coli, Proteus M., Klebsiella A., Enterobacter, Pseudomona A. y Serratia. Las cepas de E. Coli suelen ser las de mayor incidencia y responsables de 80% de las prostatitis bacterianas. Por lo general, la infección es causadas por un solo tipo de microorganismo, aunque en forma muy ocasional puede ser polibacteriana.

Palabras clave:

2010-08-27   |   2,538 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 33 Núm.393. Agosto 2010 Pags. 5 Prescripción Médica 2010; 33(393)