Budismo, aceptación de la verdad y la realidad del hombre

Autor: Vázquez Pizaña Elba

Fragmento

El acontecimiento histórico fundamental que significó, hace dos mil años, la introducción del budismo en China, mantiene vivo para el mundo de hoy su espíritu de apertura, de aceptación de la diversidad y de la identidad y creación de los pueblos a partir del diálogo entre culturas. Para el budista, la compasión es el acto por el cual Buda, un hombre, renuncia a la trascendencia última para enseñarle a la humanidad la forma en que puede salir del ciclo del dolor que caracteriza a la vida. Como parte de la religiosidad popular o como un camino al entendimiento, el budismo es una milenaria tradición espiritual basada en principios fundamentales como la compasión y la convivencia armónica con nuestro entorno. Una flor florece porque se reúnen todas las condiciones para que florezca. Una hoja cae porque se reúnen todas las condiciones para que caiga. No florecen ni caen por si solas. Ya que florecen y se marchitan por una serie de condiciones, todo lo que existe esta sujeto a cambios. Es un principio eterno e inmutable el que todo nazca y perezca debido a una serie de condiciones y causas. Por ello, la ley de la mutabilidad es un principio absoluto que nunca jamás cambiará.

Palabras clave:

2010-10-15   |   1,993 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 27 Núm.2. Septiembre 2010 Pags. 129-131 Bol Clin Hosp Infant Edo Son 2010; 27(2)