Consideraciones biomecánicas en prótesis fija

Autor: Keenan Michael P

Fragmento

La deflexión o cimbramiento de la prótesis varía con relación directamente proporcional al cubo de la longitud, e inversamente con el cubo del grosor ocluso-gingival del póntico. Sin cambiar alguno de los otros parámetros, un puente de dos pónticos deflexiona ocho veces más que el de uno. Un puente de tres dientes se combará veintisiete veces más que uno de un póntico. Haciendo el póntico de la mitad de grosor, la flexión aumenta ocho veces. Se puede ver que, en la mandíbula, un puente largo sobre dientes cortos podría tener consecuencias desastrosas para el tratamiento. Los pónticos largos también tienen la posibilidad de ejercer un mayor par de torsión en el puente, especialmente sobre el pilar más débil. Todos los puentes, sean cortos o largos, se deflexionana hasta cierto punto. Debido a que las cargas se aplican a los pilares a través de los pónticos, los retenedores de puente las sufrirán de distinta dirección y magnitud que las restauraciones de un solo diente.

Palabras clave:

2011-03-11   |   6,542 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 2 Núm.15. Octubre 2005 Pags. Odont Moder 2005; 2(15)