Tumores de las glándulas salivales

Autor: Sook-Bin Woo

Fragmento

A pesar de su reducido tamaño, las glándulas salivales pueden ser asiento de diversos tipos de tumores. Alrededor de 80% de ellos afectan a las glándulas parótidas y la mayoría de los restantes a las submandibulares. La incidencia es similar en varones que en mujeres, habitualmente en el sexto o séptimo decenios de la vida. En las glándulas parótidas, 70% a 80% de estos tumores son benignos, mientras que en las glándulas submaxilares sólo lo son 50%. Por tanto, es evidente que el pronóstico de una neoplasia de la glándula submaxilar es más sombrío que el de un tumor parotídeo. El tumor más frecuente que surge de las glándulas parótidas es el adenoma pleomorfo benigno, al que a veces se le denomina como tumor mixto que glándula salival. Mucho menos habitual es el cistoadenoma papilar linfomatosos o tumor de Warthin. En conjunto, estos dos tipos representan tres cuartas partes de todos los tumores parotídeos. En ambos casos, la manifestación clínica consiste en una tumoración en el ángulo de la mandíbula. Entre los distintos tipos de cáncer de las glándulas parotídeas, los dos más frecuentes son: 1) tumores mixtos malignos que surgen de nuevo o sobre un adenoma pleomorfo benigno preexistente, y 2) carcinoma mucoepidermoide, con características de adenocarcinoma y de carcinoma epidermoide. El adenoma pleomorfo o tumor mixto de las glándulas salivales representa más de 90% de las neoplasias benignas de las glándulas salivales. Es una lesión bien delimitada, aparentemente encapsulada, de crecimiento lento, que rara vez supera los 6 cm de diámetro máximo.

Palabras clave:

2011-03-11   |   526 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 2 Núm.15. Octubre 2005 Pags. Odont Moder 2005; 2(15)