Iniciando la profesión médica:

de la Escuela de Medicina a la Medicatura Rural 

Autor: Escobar P Gabriela

Fragmento

Qué es un médico? ¿Qué representa ser médico? Hace seis años, cuando aproximadamente mil quinientos bachilleres nos presentábamos al primer año de la carrera, como respuesta a esas preguntas recuerdo haber leído en la Guía de Admisión a la Escuela de Medicina lo siguiente: “Un médico es la persona que tiene la obligación de curar, pero si no lo puede hacer, debe saber aliviar el dolor; si no puede aliviar, debe saber consolar”. Ingresamos a la Escuela cuando el país aún atravesaba una crisis económica. Vivimos una época de cambios y nuestra forma de pensar y actuar también debió cambiar. Los sueños e idealismos nos comprometían a estudiar, aprovechar la oportunidad y cumplir nuestra meta. Nosotros somos la segunda promoción producto de la reforma curricular de la Escuela de Medicina. El perfil profesional del médico que se aspiraba formar, establecía sus características principales primero en lo bioético y humanístico, luego en la capacidad de incorporar la investigación científica como directriz de su desempeño profesional, y por último, el escenario formativo en la comunidad y su entorno. El objetivo era construir un personal de salud a la luz de la modernidad de las ciencias médicas de finales de siglo, facilitar el desarrollo de nuestras capacidades y de esta manera producir médicos generales, con sólidos conocimientos y un enfoque científico y humano, que fuera capaz de resolver con eficiencia los problemas de salud.

Palabras clave:

2011-03-17   |   505 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 32 Núm.2. Julio 2007 Pags. 102 Rev Fac Cien Med Quito 2007; 32(2)