Qué necesitamos saber sobre aprendizaje a un nivel superior

 

Autor: Betancourt Guevara Stella

Resumen

Todo lo que la persona siente, piensa o hace lo ha aprendido de alguna manera, pues su cerebro trae información filogenética producto de la evolución, genética o de sus padres, ontogenética o de su propio desarrollo y, sobre todo, histórico-cultural, que es la que lo hace persona. El cerebro es moldeado por los genes (herencia genética) y el desarrollo (ontogenético) y moldea sus experiencias y la cultura donde vive. El cerebro es una máquina de aprender; recibe las informaciones del medio que lo rodea y dicta una respuesta adecuada. Para esto, necesita una cantidad determinada de energía, lo mismo que para responder frente a lo nuevo; por eso crea reacciones automáticas que son más rápidas, menos fatigosas y más eficaces. El desarrollo del cerebro no es simplemente un proceso biológico, es un proceso activo que obtiene información esencial de la experiencia «pues el aprendizaje ocurre en la medida en que interactuamos con el medio ambiente tricerebral: físico, emocional y conceptual» según lo plantea Waldemar de Gregori. En otras palabras, es el producto de las respuestas y demandas del contexto, manifiestas en cambios de conductas; también lo afectivo, como las metas y el proyecto de vida que desea cada persona, cambia de manera física el cerebro y sus funciones. En sentido más general, la visión contemporánea del aprendizaje consiste en que la persona construye conocimiento nuevo y comprensión, tomando como base lo que ya sabe y cree.

Palabras clave: filogenético ontogenética aprendizaje.

2011-06-13   |   945 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 2 Núm.2. Diciembre-Mayo 2006 Pags. 53-61 Pensando Psicología 2006; 2(2)