BAtería Neupsicológica Luria Inicial y procesos atencionales

Autores: Ramírez Benítez Yaser, Diaz Bringas Miriela, Somoano Rosário, Hernando Cuba Daime

Resumen

Introducción: El TDAH es una de las alteraciones del neurodesarrollo caracterizada por presentar síntomas nucleares: inatención, hiperactividad e impulsividad y por sus comorbilidades. Pro ello, se necesitan instrumentos neuropsicológicos que identifiquen todos los sistemas cognitivos en desarrollo. La batería de Luria Inicial (BLI) se creó con el objetivo de identificar y seguir los niños con alteraciones neuropsicológicas. Material y método: La BLI tiene la debilidad de identificar directamente los problemas atencionales. Se utilizó como complementario las pruebas de atención sostenida visual/auditiva para evaluar la atención orientación y la tarea de interferencia perceptual para la atención ejecución. La muestra fue de 29 niños de 6 años de edad que habían sido identificados desde el primer año de vida con signos de hiperactividad. La correlación fue realizada por una prubea de regresión lineal en busca de debilidades y fortalezas discriminativas. Resultados: La correlación demostró ser más fuerte en los subtest de las funciones ejecutivas de la BLI. Los niños mostraron debilidad en la motricidad manual, orientación espacial, discriminación fonemática y en semejanzas-diferencias. DE la muestra, 15 presentaron problemas en la atención orientación auditiva y 9 en la visual. 20 niños presentaron dificultades en la atención ejecutiva. La tarea de interferencia perceptual resultó ser una importante herramienta para evaluar la capacidad de inhibición. Conclusiones: Las pruebas de atención orientación y ejecutivas utilizadas son consistentes para evaluar la atención como complemento a la BLI. Los primeros signos de hiperactividad predicen problemas en la atención ejecutiva en el desarrollo.

Palabras clave: Atención neurodesarrollo baterial Luria Inicial.

2011-08-19   |   2,047 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 6 Núm.1. Julio 2011 Pags. 1-6 Rev. chil. neuropsicol. 2011; 6(1)