Utilización hospitalaria de las especialidades médicas

Autor: Contreras Camarena Carlos

Resumen

Objetivos: Los ingresos inadecuados en los hospitales del orbe siguen constituyendo problema vigente después de tres décadas de aplicación del protocolo de evaluación de adecuación (AEP) que utiliza criterios explícitos para valorar si una hospitalización es adecuada ó inadecuada. La especialidad del médico quien hospitaliza se ha convertido en un factor asociado importante para ingresos inadecuados. Determinar las especialidades médicas que generan con mayor frecuencia mayor frecuencia hospitalizaciones inadecuadas. Material y métodos: Investigación cuantitativa, descriptiva, transversal realizada en el Hospital Nacional Dos de Mayo, Lima - Perú. Se revisaron una muestra sistemática de 372 hospitalizaciones en los servicios de medicina de un total de 9917 admisiones en el periodo 2006-2007. Se recolectaron variables como edad, sexo, modalidad de ingreso y especialidad del médico que indica la hospitalización. Los resultados se expresaron en distribución de frecuencias absolutas y relativas, medias (+1DE), las variables cuantitativas fueron estudiadas mediante la prueba de T student para muestras independientes. Para la comparación de proporciones se utilizó la prueba de Chi2. Resultados: El 33,60% de las hospitalizaciones médicas realizadas en los servicios de medicina fueron inadecuadas. Las especialidades médicas que con mayor frecuencia se asociaron a hospitalizaciones inadecuadas fueron medicina general (92%), gastroenterología (71,43%) y hematología (62,50%). Conclusiones: La especialidad del médico que ordena la hospitalización a los servicios de medicina se constituye en factor de riesgo para generar una admisión inadecuada y por lo tanto utilización hospitalaria inadecuada e ineficiente.

Palabras clave: Hospitalizaciones inadecuadas uso hospitalario protocolo de evaluación de la adecuación especialidades médicas.

2011-10-11   |   604 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 28 Núm.3. Julio-Septiembre 2011 Pags. 124-131 Act Méd Per 2011; 28(3)