Síndrome antifosfolipídico:

veintiún años después 

Autores: Galarza Maldonado Claudio, Cervera Segura Hernán, Urgilez Morejón Hernán

Resumen

El síndrome antifosfolipídico, descrito en 1983 por Graham Hughes, es el estado de hipercoagulabilidad adquirido más frecuentemente. A la tríada clínica clásica de trombosis arteriales o venosas, pérdidas fetales recurrentes acompañadas de trombocitopenia y títulos elevados de anticuerpos anticardiolipinas y/o anticoagulante lúpico, se unen otras manifestaciones menos frecuentes, pero no menos importantes, como livedo reticularis, migrañas, alteraciones valvulares y corea. El reconocimiento y tratamiento adecuado de este estado patológico puede modificar ostensiblemente la calidad de vida de las personas que lo presentan. Diferentes órganos y tejidos pueden ser afectados, entre ellos, el corazón, el cerebro, los riñones, la placenta. Esta afectación multisistémica nos ha permitido sugerir que este síndrome podría ser llamado “síndrome de trombosis autoinmune sistémica”.

Palabras clave: Antifosfolípidos trombosis anticardiolipinas.

2011-11-03   |   399 visitas   |   10 valoraciones

Vol. 11 Núm.1. Enero-Marzo 2004 Pags. 48-54 Rev. Colomb. Reumatol. 2004; 11(1)