Quemaduras eléctricas

Autor: Hernández Sánchez Carlos Palemón

Fragmento

También conocidas como: shock eléctrico o electrocución, ocurren cuando una persona se expone de manera directa a una corriente alterna (CA) o corriente directa (CD). Pueden ser de extensión variable y aún las menores ocasionar daño interno extenso, en especial en corazón, músculos o cerebro. Aproximadamente en los Estados Unidos mueren alrededor de mil personas cada año a causa de este tipo de quemaduras. Son una condición seria que requiere de cuidados médicos. Clasificación Se dividen en tres: primer grado, son aquellas que sólo dañan la epidermis; segundo grado, además de la epidermis, involucran la dermis de manera parcial o total; y las de tercer grado comprometen desde la piel hasta los tejidos subyacentes. Etiología Resultan del contacto accidental con partes expuestas de dispositivos o cables eléctricos, como: • niños que muerden cables eléctricos • meter utensilios u otros objetos metálicos dentro de enchufes o dispositivos eléctricos, como en un tostador conectado • dejar caer un aparato conectado dentro del agua • accidentes ocupacionales a causa, por ejemplo, de arcos eléctricos por líneas de energía de alto voltaje. (Los arcos eléctricos ocurren cuando por un estallido la electricidad salta de un conductor eléctrico a otro, como las ráfagas que generan las ruedas de un tren con energía eléctrica o donde un tranvía se conecta a una línea aérea energizada eléctricamente).

Palabras clave:

2012-08-27   |   550 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 8 Núm.95. Junio 2012 Pags. 7-8 Odont Moder 2012; 8(95)